Sanando con la montaña: desapego

Blanca Amezcua / 2017-10-31

No somos nuestros pensamientos, y en el momento en que dejé de creer todo lo que mi mente me decía, hubo cambios sustanciales en mi acercamiento con las situaciones cotidianas, con los miedos que están presentes en el día a día: a las alturas, a lo que piensan los demás, a lo desconocido.

 

Cuando subes una montaña, en un sinnúmero de ocasiones la mente te dice que no puedes, que no lo vas a lograr, que no deberías hacerlo. Si lo pensamos bien, es un tema recurrente que vivimos todo el tiempo con muchas situaciones.

 

De igual forma, la mente tiende a manifestar tendencias posesivas frente a lo que nos gusta y provoca placer; un ejemplo de ello es cómo atrapan a los monos en algunas partes del mundo: ponen una jaula y un plátano, el mono mete la mano y toma el plátano y por no querer soltar el plátano sus captores lo atrapan.

 

Si aprendemos a soltar y a aceptar todo tal y como es, nos evitaremos mucho sufrimiento y mucho drama. Tenemos que aprender a soltar el pasado y el futuro. Aprender a fluir con el ritmo de la vida conforme todo se va presentando, a entender que todo tiene una enseñanza y que si aprendemos a ver más allá de la superficie nos podremos llevar muchas sorpresas.

 

No sabemos lo que va a pasar mañana. Tenemos que aprender a diseñar nuestras intenciones, recordando que los resultados se construyen todos los días viviendo en el presente, retando a nuestra mente a lograr lo imposible. Al final, todos tenemos las mismas capacidades. ¿Qué tanto confías en ti, más allá de la mente?

 

Estoy muy contenta con los resultados. Con mi padre decidí hace 2 años comenzar de cero. Decidí darle amor y entablar una comunicación constante pese a los problemas, pese a la ausencia, pese a las diferencias de pensamiento. Ahora, con su muerte, entiendo que fue la mejor decisión.

 

En el siguiente video te cuento mi historia:

 

Si quieres saber más de cómo la montaña me ha ayudado a sanar, puedes ver mi primer video: Sanando con la montaña: fortaleza. Además, en nuestro canal de YouTube, Harmonia.la, puedes encontrar estos y muchos otros videos que pueden interesarte para llevar una vida en equilibrio. ¡Suscríbete!

 

Lo que debes saber sobre escalar montañas

Todo deporte tiene sus características propias, dificultades y reglas, y en todos se requiere concentración, pero escalar una montaña exige mantener muy alerta tus sentidos. Aquí te doy algunos tips para subir La Malinche.

 

Recomendaciones:

–Dificultad: media

–Experiencia: no requerida

–Contratación de guía certificado indispensable. Gracias a What A Trip México: whatatripmexico@gmail.com / https://www.facebook.com/WhatatripMex/

–Costo del guía: 1,500 para La Malinche (incluye asesoría y equipo)

 

Qué llevar:

–Ropa especial indispensable, tres capas son necesarias. La primera es térmica (no algodón, de preferencia telas sintéticas), la segunda es llevar ropa cómoda o dry fit, no usar mezclilla ni algodón, llevar buff o bufanda, llevar zapatos deportivos, botas, botas de caminata o tenis (de preferencia, de suela no lisa). La tercera capa es impermeable y que no dé paso al viento.

–Guantes, gorro, y si llevas calcetines especiales, es más cómodo.

–En el ascenso hay que ir jugando con los cierres; mientras más alto vayas, más frío será.

–Es importante no tener ni frío ni calor, para ir concentrado en el trayecto.

–Casco y bastones son indispensables, pero están incluidos en el costo.

–Los bastones son herramienta de soporte, primeros auxilios y supervivencia.

–Agua para hidratación (2 litros) y snacks tanto dulces como salados para consumirlos en cada descanso, ya que favorecen la aclimatación.

–Llevar una mochila y lámpara.

 

Sugerencias:

–Pasos cortos todo el trayecto

–Paciencia y atención en cada paso

–No hacer caso de los pensamientos negativos

–Disfrutar el momento presente

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: