Sana tus relaciones con esta meditación en la luna nueva (18 de nov)

María Elena Esparza / 2017-11-16

El agua es el elemento de nuestro segundo chakra, que se llama Svadhisthana y está ubicado en el vientre bajo. Es también el elemento que marcará la luna nueva de este 18 de noviembre.

 

Te puede interesar: Luna nueva en Escorpión: purificación y deseo (18 nov)

 

Entre sus atributos energéticos se encuentran la fluidez, es decir, entender que no puedes controlarlo todo y aprender a disfrutar el camino con las sorpresas y lo inesperado que traen consigo. Está relacionado también con la sensualidad y sexualidad, las relaciones que estableces y cómo formas tus vínculos emocionales. A eso está enfocada la meditación que te propongo para esta ocasión.

 

1. Encuentra un lugar en el que puedas estar unos 15 minutos cómodo, a oscuras y sin  distracciones. Puedes acompañar con música suave y algún incienso si quieres crear un ambiente más especial.

 

2. Siéntate con las piernas cruzadas. Si necesitas apoyar tu espalda acércate a una pared, y si te cansas o incomodas de la cadera, colócate sobre un cojín para mayor soporte.

 

3. Permanece con los ojos cerrados durante toda la práctica; empieza por hacer inhalaciones y exhalaciones profundas por tu nariz.

 

4. Cuando te percibas en calma, visualiza esa relación que te resulta conflictiva y pregúntate por qué. ¿Será acaso porque no te da lo que tú esperas? ¿Puedes ser que estés tratando de cambiar a la otra persona? ¿O definitivamente tienes claro que es un vínculo tóxico?

 

5. Atrévete a responder esas y otras preguntas que lleguen a tu mente sobre la relación que buscas trabajar.

 

6. Define si hay algo que puedas evolucionar de ti para estar mejor frente a ese otro ser, sin juicios ni exigencias superficiales. Determina también si es tiempo de dejarlo ir.

 

7. La luna nueva de este 18 de noviembre trae energía de evolución emocional, ábrete a la flexibilidad que habita en tu segundo chakra para potenciar el efecto en tu interior.

 

8. Recuerda que todo trabajo espiritual y afectivo es un proceso profundo; la intención de esta meditación no es que se resuelva en 15 minutos, pero sí empezar a abrir la conciencia hacia lo que te hace bien, lo que requieres modificar y aquello que debes soltar para estar mejor.

 

9. Antes de regresar, haz cinco respiraciones profundas que exhalarás en suspiros sonoros y agradécete por abrir espacio en tu agenda para activar lo más importante: tu paz interior.

 

 NAMASTE.

 

Te puede interesar: Qué cristal le corresponda a cada chakra del cuerpo

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: