¿Quieres hacer feliz a tu cerebro? Cultiva la curiosidad

Harmonía / 2017-03-17

Somos curiosos por naturaleza, pero no basta con tener esa tendencia; debemos cultivarla, no sólo porque de esa forma descubriremos cómo funcionan las cosas del mundo sino por cuestiones más sencillas que eso: nuestro cerebro es feliz cuando somos curiosos. Esto se debe a que la curiosidad es un tipo de motivación que sale de nuestro interior y nos empuja a encontrar respuestas a las preguntas, es una acción instintiva. La curiosidad es tan importante a nivel emocional que nos lleva hacia la exploración, la investigación y el aprendizaje; incluso, se considera que es un mecanismo de subsistencia.

 

En el 2014, un estudio reveló que al liberar dopamina se activa un sistema de recompensa que aumenta nuestra motivación y por ende nuestra capacidad de aprender. La misma investigación encontró que los cerebros de los sujetos curiosos disfrutaban el acto de aprender y recordar información, es decir, la curiosidad estimula la memoria, incluso cuando la información carece de relevancia. La dopamina es un neurotransmisor que cumple funciones importantes en nuestro sistema nervioso central, pero técnicamente también provoca que nos volvamos adictos al tabaco, el alcohol, las drogas, etc. Para nuestro organismo resulta importante la liberación de esta hormona a través del día, ya que está a cargo no sólo de sensaciones agradables sino que también ocupa un papel relevante en la coordinación, la toma de decisiones, el aprendizaje y la memoria, de tal manera que juega un papel significativo en la motivación para crear la curiosidad.

 

Te puede interesar: Descubre todo lo que hace el ejercicio por tu cerebro

 

Cuando nuestro cerebro libera dopamina en respuesta a diversos estímulos naturales somos más felices, y esa felicidad es real. Cuando la liberación de dopamina es producto de un fármaco o un estimulante, la felicidad generada es de tipo artificial. Debemos tener en cuenta que hay otras hormonas involucradas en hacernos sentir felices, como la serotonina y las endorfinas, pero la dopamina es la más importante. La curiosidad genera una cadena de efectos, hace que nuestro cerebro produzca dopamina y eso hace que nos sintamos felices. Si quieres mantener feliz a tu cerebro, lo cual hará que trabaje mejor, que pienses mejor y que tengas grandes ideas, mantente siempre alerta. Cuestiona lo que ves y te dicen, indaga, averigua, pregunta: sé curioso. Sé la persona más curiosa e interésate por todo. Al final del día terminarás con un cerebro feliz, activo, y siempre aprenderás algo nuevo. 

Con información de Curiosity

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Te consideras una persona curiosa y ávida de aprender?