Muditá: una meditación budista para cultivar el regocijo empático

Harmonía / 2017-10-31

La enseñanza de Buda tiene como propósito la liberación del sufrimiento. De acuerdo con las enseñanzas budistas el origen del sufrimiento está en la mente, que para los budistas es un sentido más, como el tacto, el oído o la vista. Así que los budistas se enfocan en el entrenamiento de la mente a través de diferentes técnicas que tienen como propósito desarrollar las cualidades de la mente iluminada. Estas cualidades incluyen el cultivo y expresión de emociones positivas. Existen cuatro emociones positivas que en el budismo son tradicionalmente conocidas como brahma viharas o "las moradas sublimes", cuya práctica erradica progresivamente las fuentes del sufrimiento humano como el apego, la ira, la tristeza, la envidia y otras emociones negativas.

 

Anteriormente hemos hablado de la primera brahma vihara, conocida como metta o amor incondicional. El desarrollo de este amor benevolente y desapegado es la base para abordar el resto de las nobles moradas. Si quieres saber cómo se desarrolla el amor incondicional paso a paso, puedes leer lo que hemos escrito al respecto. También hablamos de cómo desarrollar karuna o compasión, lo cual puedes consultar aquí. En esta ocasión nos enfocaremos en cómo desarrollar muditá o regocijo empático, el cual es sumamente útil para erradicar la envidia, pues nos enseña a sentir gozo por la felicidad de otros. Ya que muditá es una fuente de felicidad por excelencia, amplía nuestro rango de posibilidades de regocijo.

 

Te puede interesar: Las 4 extraordinarias cualidades del amor según el budismo

 

Sigue estos pasos para desarrollar muditá:

1. Cultiva calma a través del seguimiento de la respiración.

2. Evoca un momento en el que experimentaste bienestar.

3. Cultiva metta hacia ti mismo.

4. Cultiva metta hacia una persona feliz generando regocijo empático, es decir, alégrate por aquello que le alegra.

5. Aplica ese sentimiento de regocijo o muditá hacia un buen amigo, mientras te mantienes consciente de su sufrimiento.

6. Desarrolla muditá hacia una persona neutral, al tiempo que eres consciente de su potencial para ser feliz.

7. Desarrolla muditá  hacia una persona difícil, siendo consciente de su potencial para ser feliz.

8. Desarrolla muditá hacia esas cuatro personas.

9. Expande ese regocijo hacia todos los seres del mundo.

 

Con información de Buddha Net

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: