Meditar no se trata sobre relajarse, se trata sobre esto

Harmonía / 2018-01-01

La meditación ha sido vinculada en los últimos años con la relajación, con una especie de tratamiento psicológico para el estrés. Pero en realidad la meditación tanto oriental como la meditación que existe en las tradiciones contemplativas occidentales tiene más que ver con el conocimiento y con la conciencia.

 

El maestro budista Dzongsar Khyentse Rinpoche ha dicho que la meditación que generalmente se practica hoy en día en contextos seculares sirve como una especie de pastilla, como un ansiolítico o un analgésico, pero carece del componente fundamental de la meditación budista: la sabiduría. Esto es, el conocimiento de la naturaleza de la mente y de la realidad, que en el budismo están vinculados con la impermanencia de todas las cosas compuestas, la ausencia de un yo separado y estable y el descubrimiento del origen dependiente o la vacuidad. La relajación puede ser útil para estabilizar la mente y poder dirigir mejor la atención, pero en realidad no es algo esencial. Ciertamente una mente que logra cultivar su atención tiende a ser más relajada (y viceversa una mente relajada logra generalmente más fácil poner atención), pero, de nuevo, lo fundamental no es la relajación, esto sólo es un agradable añadido. 

 

Siguiendo con esta idea de Dzongsar Khyentse, hay que mencionar que si la meditación fuera para relajarse, como seguramente ha notado algún meditador prinipiante, existen cosas mucho más efectivas como un masaje o un calmante. 

 

Por otra parte el psiquiatra y practicante budista Jeff Brantely explica que existe un error de percepción que confunde que estar relajado es igual al estado de la atención plena (minfdulness). La meta de la meditación (del mindfulness que se enseña en contextos científicos) no es la relajación sino el estado de conciencia o atención. El hecho de juzgar qué tan relajados están es algo que se convierte en un obstáculo, El estado meditativo en realidad se trata de dejar que las cosas sean y observarlas atenta y desapegadamente. Estar demasiado relajado (o la lasitud) es de hecho uno de los principales obstáculos que la tradición budista menciona. El estado del Buda, justamente significa estar despiertos.

 

Brantley señala que el objetivo es "observar las cosas como son. Notar lo que está aquí y lo que puede ser conocido. Dejar la urgencia y la actividad parta poder observar más profundamente. En otras palabras, el objetivo es entender qué signficia ser humano... uno entiende que es ser humano sentándose [con esta humanidad que somos] y observándola, haciéndola consciente". Para entender la propia naturaleza la meditación utiliza técnicas sobre todo de no-interferencia, de aquietamiento para poder ver con claridad. La metáfora que se utiliza es la de un cuerpo de agua quieto vs. un cuerpo de agua agitado: en el agua calma se aprecia una imagen nítida en el agua agitada una imagen turbia.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...