Meditación para iniciar el año iluminados

María Elena Esparza / 2018-01-03

¿Te has fijado cuánto peso le das a la emoción y cuánto a la razón a la hora de elegir cómo empiezas el año? Casi siempre definimos nuestros propósitos guiados por lo emocional; por eso pedimos felicidad, amor o tranquilidad.

 

Está bien y es natural escuchar al corazón a la hora de desear y decretar, pero lo cierto es que somos también seres racionales y en la unión de la capacidad de sentir y pensar radica gran parte de nuestro poder. De eso se trata la meditación que te propongo para iniciar este nuevo ciclo.

 

Meditaremos con el Gayatri Mantra, un antiquísimo canto registrado en los Vedas, textos sagrados del hinduismo, aunque para cantarlo y conectar con su esencia no es necesario profesar ningún culto en particular, sólo abrirnos a su energía.

 

Está dedicado al Sol, regente de los inicios, y como para casi todos los textos ancestrales de la India, existen muchas traducciones modernas. Para fines de esta meditación, la que más me gusta es aquella en la que se invoca el poder solar para que ilumine nuestro intelecto y nos permita tomar las mejores decisiones.

 

Suena perfecto para estos primeros días del 2018, ¿verdad? Así se hace, paso a paso:

 

  1. Pon el mantra a volumen discreto en donde vayas a meditar. Hay una gran variedad de versiones en servicios como YouTube y Spotify; a mí me gusta la de Deva Premal.
  2. Si puedes hacerlo en un lugar en el que recibas la luz del Sol, es aún mejor.
  3. Siéntate en una posición cómoda, con las piernas cruzadas y la espalda erguida.
  4. Cierra los ojos y respira profundamente por la nariz, sin esfuerzo. Sólo percibe tu inhalación y exhalación.
  5. Repasa mentalmente tus propósitos para el nuevo ciclo y decreta desde el corazón que tu inteligencia será iluminada para tomar las decisiones que conduzcan a ellos.
  6. Siente o imagina el calor del Sol en tu cuerpo, desde la capa física hasta las más sutiles e interiores.
  7. Visualízate vigorizado por esa luz y agradécela antes de cerrar tu meditación.
  8. Junta tus manos al centro del pecho y termina con una reverencia.

 

NAMASTE.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...