Meditación para el eclipse: reconoce tu oscuridad

María Elena Esparza / 2017-08-17

Los eclipses de sol son un evento astronómico espectacular y que rara vez podemos presenciar. Este 21 de agosto sucederá uno que se apreciará en su totalidad en una franja de Estados Unidos y parcialmente en diversas entidades de México. No habrá otra oportunidad similar hasta 2024. Y no me refiero sólo para observarlo, sino para aprovechar su energía.

 

Desde que hay registro, los eclipses solares han fascinado a la humanidad. A veces interpretados como señales apocalípticas, otras como un castigo divino y, unas más, como señales de buen auspicio, nuevos ciclos y renovación. Esa carga simbólica se explica relativamente fácilmente si recordamos que el eclipse solar se caracteriza porque oscurece momentos que suelen ser luminosos. De pronto, es de noche durante el día. Una idea alucinante, ¿no crees?

 

Te puede interesar: Lo que necesitas saber para ver el eclipse solar del 21 de agosto

 

Te puede interesar: Ve aquí en directo la tranmisión del eclipse total del sol

 

A nivel energético, es una ocasión ideal para reconocer los patrones mentales y las máscaras que nos ponemos para evadir nuestro lado oscuro a nivel social y ganar aceptación. Precisamente sobre eso es la meditación que te comparto a continuación, cuyo efecto puedes potenciar con la carga del eclipse solar.

 

1. Elige un lugar tranquilo en el cual puedas estar en silencio. Siéntate con las piernas cruzadas y la espalda erguida; si requieres apoyo, acércate a una pared.

 

2. Cierra los ojos y respira conscientemente por la nariz. Permite que el ritmo de tu respiración te serene.

 

3. Piensa en tu lado oscuro, así, sin más etiquetas ni pena alguna: reconoce mentalmente lo que siempre ocultas, incluso a ti mismo.

 

4. Atrévete a sacarlo a la luz, deja que el día se haga noche en tu interior. Todos tenemos defectos, actitudes negativas, pensamientos nocivos. Todos. Así que no pasa nada; este es un ejercicio de sinceridad frente a ti.

 

5. Contempla tu oscuridad. ¿Cuántas máscaras usas para disfrazarla ante los demás? ¿Cuánto agotamiento te genera mantener las apariencias?

 

6. Reflexiona sobre estas opciones: dejar de aparentar y ser tú mismo ante todos o eliminar lo que claramente es nocivo para ti o los que te rodean.

 

7. Reconocer las sombras de nuestra personalidad es un gran paso hacia la autoaceptación y la evolución espiritual. La luz no existe sin la oscuridad. En ese camino andamos.

 

8. Permite que los sentimientos fluyan durante la meditación, no te juzgues ni te critiques. Saber quién eres vale todo el esfuerzo; recuerda eso si se pone difícil la exploración.

 

9. Entiende que este ejercicio es parte de un proceso muy profundo. Desde luego, meditar con el eclipse no hace magia, pero sí es un gran momento para iniciar.

 

10. Antes de regresar, junta tus palmas y agradécete por este espacio y tiempo. Cierra con una reverencia a tu práctica y a tu ser interior.

 

NAMASTE.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: