Meditación para estabilizarte tras el sismo

María Elena Esparza / 2017-09-20

El sismo de este 19 de septiembre nos marcará a millones; muchos sentimos ayer el mayor susto de nuestras vidas. Yo, que estaba en la Roma, pensé por primera vez que el edificio del cual trataba de salir apresuradamente se iba a caer. Los sonidos de vidrios rompiéndose, la escalera moviéndose de un lado a otro, el polvo… todo eso regresa una y otra vez en sensaciones corporales.

 

El susto ya pasó, pero el impacto en la mente y el cuerpo es muy profundo. Es normal que pensemos en los demás, que estemos buscando la forma de ayudar a los más afectados, que nos mantengamos informados y sobreexpuestos a las imágenes de la tragedia. Es normal y hay que hacerlo, es parte de nuestra responsabilidad al ser de los más afortunados.

 

Pero también es importante atender la inestabilidad del evento a nivel interior; hacer conciencia sobre lo sucedido y cómo nos ha impactado personalmente es parte del proceso de recuperación. Te comparto aquí una meditación con ese objetivo; la puedes realizar en cualquier momento libre que tengas. NO estoy sugiriendo desatender las labores de responsabilidad civil para meditar.

 

1. Encuentra un momento de calma, en el que no tengas prendidas las noticias y puedas dedicar unos minutos a tu exploración interior. Siéntate con las piernas cruzadas, la espalda erguida y los ojos cerrados.

 

2. Respira por la nariz, siente el ritmo de tu corazón.

 

3. Coloca tus manos en Pran Mudra, también llamado el Mudra de la Vida: junta el anular y meñique con el pulgar y deja el índice y medio extendidos. Este gesto genera estabilidad; aporta paz interior, energía y confianza en uno mismo para superar percances y seguir adelante en las buenas y las malas.

 

4. Reconoce cómo te sientes, y si tienes miedo o aprehensión, trata de hacerlo consciente y liberarlo con cada exhalación.

 

5. Antes de cerrar la meditación, junta tus palmas y acércalas al corazón. Agradece que estás bien y dedica una intención positiva para quienes están en una situación adversa.

 

Puedes practicar este ejercicio en familia. Si tienes hijos, habla con ellos de la experiencia, invítalos a que la dibujen y siembra en ellos la idea de la empatía.

 

Que estemos unidos, que seamos fuertes, que amemos a México con acciones, que quienes han perdido a alguien querido encuentren resignación.

 

NAMASTE.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: