Los dos pensamientos que siempre detonan la ansiedad y cómo controlarlos

Harmonía / 2016-08-26

La ansiedad es estado de ánimo que dificulta el desarrollo de todas nuestras capacidades. La tensión, tanto física como mental, que acompaña la ansiedad suele ser bastante incómoda al momento de relacionarnos con el resto de las personas e incluso con nosotros mismos.

 

Hay detonadores de la ansiedad de los que podemos ser conscientes, como ciertas conversaciones que nos incomoden, el tráfico, el ruido, el estrés, entre otros. Sin embargo, la ansiedad también se puede originar de manera inconsciente y estos dos pensamientos son un ejemplo de ello.

 

1. El peor escenario posible es justo lo que va a suceder

 

Las personas con ansiedad son expertas en tener los pensamientos más caóticos, incluso si no tienen una justificación real. Por ejemplo, ante un dolor de cabeza, una persona con ansiedad supondrá que se trata de un tumor cerebral, y no estamos exagerando.

 

13 extraños pensamientos que la gente con ansiedad tiene

 

Aun si es de manera inconsciente, vivir imaginando que siempre ocurrirá lo peor es una forma de generar ansiedad, pues cualquier lugar al que vayamos o cualquier decisión que tomemos, tiene en sí misma todas las posibilidades de fracasar.

 

¿Cómo cambiar este hábito?

 

La próxima vez que un “peor escenario posible” llegue a tu mente, imagina cuáles serían sus consecuencias reales. Probablemente descubras que incluso si todo sale mal, habrá una solución. Otro buen consejo para evitar estos pensamientos, es probar eliminando todos los signos de interrogación de tu mente. Es decir, adiós al ¿y si…? ¿Estoy mal? ¿Debo hacerlo? ¿Me equivocaré?

 

2. No puedo controlar el miedo  

 

Si no nos sentimos preparados para algo, tendremos ansiedad. El miedo hace dudar de todas nuestras decisiones y nos hace sentir incapaces de salir adelante. Además, sentir que no podemos controlar el miedo abruma y nos ciega ante las posibles soluciones.

 

¿Cómo cambiar este hábito?

 

Cuando sientas que un problema no tiene solución, piensa en qué harías para resolverlo. Toma en cuenta el apoyo de tus amistades, familiares, seguros del gobierno, apoyos económicos de los bancos, tu fuerza interna, y todo lo que sea necesario para cada caso. Por ejemplo, si realmente tuvieras un tumor cerebral (peor escenario posible) ¿qué harías? Tendrías que ir al doctor y tomar las medidas que prescriba, atenderte y cuidarte, pero definitivamente preocuparte no ayudará a una solución real.

 

Con estos cambios de hábitos podrás reducir significativamente tu ansiedad. Céntrate en vivir el presente, el cual cambia con cada segundo. No te preocupes por lo que no puedes resolver ni por lo que fue o podrá ser. Disfruta y ten control sobre tu vida, que, como sabrás, se pasa muy rápido.

 

Las mejores 5 formas para reducir la ansiedad sin medicamentos

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar