¿Lloras cuando ves en el cine una historia de amor? Estas neuronas son las responsables

Harmonía / 2016-09-08

También conocidas como neuronas especulares, en un principio se denominaron neuronas espejo a las responsables de que un animal imitara el comportamiento de otro al verlo. Un tierno ejemplo es la siguiente imagen:

 


 

Para las neurociencias, las neuronas espejo son las que permiten la empatía y la imitación entre seres humanos. Por eso, cuando a la mitad de una película romántica comienzas a llorar o cuando sales del teatro con ganas de ponerte a actuar, debes agradecer a tus neuronas espejo.

 

La misión de las neuronas espejo es reflejar la actividad que estamos observando. Científicos como Giacomo Rizzolatti y Giuseppe di Pellegrino, entre otros, descubrieron que este grupo de células que se activa en un animal o ser humano cuando realiza una actividad luego de observar a otros ejecutarla. Concluyeron entonces que no existe una diferencia para nuestro cerebro entre lo que ve y lo que siente. (Y sí, por esta razón te volteas cuando ves una escena sangrienta en una película de acción).

 

Las neuronas espejo se activan tanto al momento de ejecutar una acción como al momento de observar que alguien más lo hace. De hecho, desde el momento en que nacemos estas neuronas están realmente activas pues gracias a ellas aprendemos a imitar gestos e incluso a desarrollar nuestro aprendizaje.

 

Este tipo de células se encuentran en la corteza frontal inferior del cerebro, cerca del área responsable del lenguaje. Esto provoca mucho interés en los estudioso del lenguaje y su relación con la imitación de gestos y sonido. Además, las neuronas espejo son las que nos hacen bostezar cuando vemos a alguien más hacerlo. Este ejemplo es ahora un clásico.

 

¿Cuál es la mejor parte de este descubrimiento? Que el ser humano es empático por naturaleza y lo es desde el primer día de su vida hasta el último. Para los tiempos violentos y un tanto extraños que estamos viviendo, este conocimiento es una importante fuente de inspiración. No seamos ajenos al dolor de los demás y aprendamos a compartir la paz.

 

Imagen: escultura de Enrico Ferrarini

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar