La vida fuera de la pantalla: tips para usar con moderación los celulares

Harmonía / 2017-01-05

Resulta realmente común encontrar en cualquier lugar a muchas personas utilizando el celular. Ya sea en una cafetería, en el aeropuerto, caminando por la calle e incluso al conducir, son pocos los minutos que algunos pasan despegados de la pantalla.

 

El problema de este hábito, cuya adquisición es relativamente nueva, es que al pasar tanto tiempo con la mirada fija en los celulares o computadoras nos perdemos de muchos sucesos que ocurren a nuestro alrededor (incluyendo algunos momentos de riesgo, como cruzar la calle). Por ejemplo, ¿por qué desaprovechar un hermoso amanecer para pasarnos el rato tomando fotos de nuestros amigos?

 

Aunque respetamos a quienes disfrutan de pasar el tiempo en sus teléfonos, también sabemos que hay muchas personas interesadas en moderar el uso que hacen de la tecnología. Para ellos hemos preparado estos tips para utilizar con moderación los celulares.

 

Primer paso: tratarlo como una adicción

Al igual que en el caso de las adicciones, el primer paso es reconocer que tienes un problema con el uso de la tecnología. ¿Te causa ansiedad no tener tu celular cerca? ¿Si recibes un mensaje debes responder de inmediato? ¿No soportas dejar que el celular vibre sin revisar de qué se trata? Entonces podrías tener una adicción.

 

Segundo paso: alejar la tentación

Si tener el celular cerca sin utilizarlo te hace sentir nervioso, mejor déjalo en casa. Al principio será muy extraño, es cierto, pero pronto te sentirás liberado. También puedes activar el modo avión y decirle adiós por un rato a las interminables notificaciones.

 

Tercer paso: desapego de las redes sociales

Si sientes que no puedes dejar el celular en casa, prueba borrando del teléfono las aplicaciones que más te distraen. Así cuando quieras entrar no será tan sencillo y tendrás tiempo para modificar esta costumbre. También puedes cerrar tus cuentas de redes sociales si crees que es necesario. Puedes volver en cualquier momento y verás que, salvo algunos detalles de diseño, las cosas seguirán bastante igual.

 

Te recomendamos: Esta es la razón por la cual las redes sociales nos pueden deprimir

 

¿Y ahora qué hago? Una vez que encuentres la forma para despegarte de tu celular, prueba lo siguiente:

 

Observa

Una costumbre en desuso. Observar a nuestro alrededor es realmente estimulante. ¿Quiénes te rodean? ¿Cómo se visten? ¿Qué colores dominan el paisaje? ¿Qué estará pensando la persona junto a ti? Verás que es divertido simplemente observar.

 

Escucha tu mente

En tu mente residen una serie de pensamientos mucho más interesantes que la fotografía de tu amiga en el gimnasio. ¿Te has dado el tiempo de escucharlos?

 

Escribe

Lleva contigo un cuaderno y una pluma y cada vez que sientas esa ansiedad por publicar un pensamiento o por registrar una idea, escríbela. Luego puedes releerlas y decidir si quieres compartirlas o no.

 

Sigue con 16 consejos para escribir de Jorge Luis Borges

 

Platica

¿Cuándo fue la última vez que platicaste con tu mejor amigo de la preparatoria? ¿No te gustaría saber qué hay de nuevo en su vida? ¿O qué tal si te animas a invitar a esa persona a salir? ¿O si platicas con tus amigos de siempre, pero sin los celulares cerca? Volver al contacto humano es saludable. Si te cuesta trabajo, considera estos consejos de un introvertido para iniciar y mantener una conversación.

 

Lee

La lectura es la mejor herramienta para despertar la imaginación y la curiosidad. Recupera estas sensaciones con un buen libro; hay mucho de dónde elegir, pero mientras descubres tus propios gustos literarios te recomendamos 8 libros para meditar, 5 libros para trascender el miedo a la muerte, 5 libros para aprender a ser feliz o estos 12 libros para el bienestar integral.

 

Traza nuevas metas

Cuando vemos miles de videos al día llenos de inspiración e información es común que queremos realizar cientos de cambios en nuestra vida. No tan rápido. Es mejor trazar nuevas metas plausibles y concretas e ir tras ellas en vez de imaginarnos salvando los osos polares al mismo tiempo que paramos la guerra en Siria.

 

Adquiere nuevos hábitos

Se sabe que pasamos mínimo 1 hora al día frente al celular, sumado a todo el tiempo que dedicamos a la computadora y otras pantallas. ¿Y si usas ese tiempo para hacer ejercicio, aprender otro idioma o ir al teatro? Quizá sea mucho más productivo.

 

Si todavía no te sientes convencido de alejarte del celular, lee sobre las ventajas mentales y espirituales de intentarlo aquí.

 

Insistimos en que no queremos juzgar a quienes disfrutan de un rato consumiendo información en el celular, pero también queremos invitar a los lectores a observar y valorar el mundo que los rodea, que también resulta estimulante y curioso. Además, recomendamos que al utilizar la tecnología procuremos un uso consciente e inteligente. Sobre esta cuestión, te recomendamos:

 

Sobre la importancia de llevar una dieta informativa y consumir contenido de calidad

 

¿Libros o blogs? Un estudio señala las consecuencias de las lecturas ligeras en el cerebro

 

Sabiduría más allá de la información: el camino continuo del cultivo de la mente

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Consideras que estos tips son útiles?
¿Los has puesto en práctica?
¿Qué resultados has obtenido?

Te podría interesar

Te podría interesar