Karuna, una meditación budista para cultivar la compasión

Edmeé García / 2017-10-13

El budismo busca liberar a las personas del sufrimiento a través un camino óctuple que implica el entrenamiento de la mente. Cuando los budistas se refieren a la mente también se refieren a las emociones, pues para ellos las emociones habitan en la mente, que es un sentido más como el tacto, el oído, la vista, etc., de tal manera que el entrenamiento de la mente implica también el desarrollo de cuatro emociones positivas que en el budismo son tradicionalmente conocidas como brahma viharas o "las moradas sublimes", cuya práctica erradica progresivamente las fuentes del sufrimiento humano como el apego, la ira, la tristeza, la envidia y otras emociones negativas.

 

Anteriormente hemos hablado de la primera brahma vihara, conocida como metta o amor incondicional. El desarrollo de este amor benevolente y desapegado es la base para abordar el resto de las nobles moradas. Si quieres saber cómo se desarrolla el amor incondicional paso a paso, puedes leer lo que hemos escrito al respecto. Aquí nos concentraremos en hablar de la segunda brahma vihara, conocida como karuna o compasión. Karuna se refiere a la intención y capacidad de aliviar el sufrimiento ajeno o aligerar las cargas de otros. Es importante no confundir la compasión con la lástima, ya que la primera es una emoción constructiva, positiva y expansiva, mientras que la segunda está relacionada con una actitud de condescendencia o desprecio. La compasión nace del amor incondicional, pero es más demandante, porque es metta aplicado al sufrimiento de un ser.

 

¿Cómo se desarrolla karuna?

La meditación para desarrollar karuna es una práctica de cinco pasos, que comienza una vez que hemos apaciguado nuestra mente. Así que si quieres realizar esta práctica, lo primero que debes hacer es cultivar la calma a través del seguimiento de tu respiración. Una vez que te encuentres tranquilo, continúa con los siguientes pasos:

 

1. Evoca un momento en el que experimentaste bienestar, y cultiva metta o amor incondicional hacia ti mismo. Puedes apoyarte en la repetición mental de frases como “Que esté bien, que sea verdaderamente feliz, que tenga paz y tranquilidad y me desarrolle emocionalmente”. Realiza esto durante algunos minutos antes de pasar al siguiente paso.

 

2. Cultiva amor incondicional hacia un amigo, mientras eres consciente de su sufrimiento. Piensa en un amigo o amiga de tu mismo sexo y edad o al menos, cercano a ti. Esto es importante porque evita que te proyectes hacia alguien mayor, como una figura materna o paterna, o hacia alguien menor, como un hijo. Al cultivar metta hacia alguien que sufre, karuna empieza a surgir. Realiza esto durante algunos minutos antes de pasar al siguiente paso.

 

Te puede interesar: 7 impactantes datos sobre el efecto de la concentración en tu vida

 

3. Cultiva compasión hacia una persona neutral consciente de su sufrimiento. Piensa en una persona que ubicas, pero no conoces muy bien. Quizá es la vendedora de boletos del metro que ves periódicamente, quizá es el guardia del edificio en donde trabajas. Busca a esa persona neutral y expande tu sentimiento de karuna o compasión hacia él o ella durante unos minutos.

 

4. Desarrolla compasión hacia una persona desagradable o conflictiva, consciente de su sufrimiento. Piensa en una persona con la que no te llevas muy bien o has tenido fricciones. En un principio evita que esta persona sea alguien demasiado cercano y demasiado problemático; por ejemplo, si estás al borde del divorcio, evocar a tu pareja puede no ser la mejor opción, pues lo más probable es que esto te saque de tu estado meditativo, al menos hasta que tu práctica de karuna sea lo suficientemente estable y fuerte. Escoge a alguien con quien tienes algún problema, pero que no sea demasiado intenso.

 

5. Desarrolla compasión hacia las cuatro personas (tú, tu amigo, la persona neutral y la persona conflictiva) y luego expándelo hacia todos los seres de este mundo, mientras permaneces consciente de su sufrimiento.

 

Con información de Dharma Net

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Conocías las brahma viharas?
¿Has practicado alguna meditación budista antes?