Innovador método finlandés para tratar enfermos mentales sin fármacos

Harmonía / 2016-02-29

La gran mayoría de los pacientes que padecen una enfermedad mental que choca con la realidad ordinaria que se vive cotidianamente --como ocurre con la psicosis o la esquizofrenia-- son rápidamente medicados, antes incluso de que se intente hablar con los pacientes y descubrir cuales son las causas psicológicas que acompañan a las causas fisiológicas. Esto ocurre predominantemente en la medicina moderna occidental, con una extraordinaria excepción en el método Open Dialogue, desarrollado de manera exitosa en Finlandia desde hace 30 años y cada vez más popular, ahora en otras partes del mundo como en Australia.

 

La idea del tratamiento --especialmente diseñado para pacientes psicóticos-- es que los mundos radicalmente distintos que viven los pacientes son metáforas de eventos traumáticos en sus vidas que merecen por lo menos hablarse. Los extremos alucinatorios de estas enfermedades generalmente tienen un origen en eventos sumamente estresantes y cuando estos eventos se logran integrar y los pacientes sientes que son escuchados las mejoras suelen seguir, incluso en casos en los que los fármacos no han funcionado.

 

El fundador Jaakko Seikkula toma una postura calmada y sugiere que la meta no es llegar a una solución rápida o cambiar inmediatamente la dinámica de una familia, simplemente se trata de establecer un diálogo para entender cómo han llegado las cosas al lugar en el que están. Seikkula explica que su método no está en contra de la medicación o la hospitalización, pero que no considera que estos deban de ser los métodos de tratamiento princiaples cuando alguien está en crisis. Es bastante simple y lógico: cuando alguien tiene un problema mental, una crisis, es necesario hablar y recibir el apoyo de una familia, no ser remitido a un psiquiatra que tiende a suprmir todo síntoma antes de entender la naturaleza del problema, tratando la enfermedad y no al enfermo por así decirlo. El método parece tener puntos en común con la terapia de constelaciones pero apoyada también en ciertos conceptos psiquiátricos  

 

Flick Grey, un médico que ha llevado este método a Australia, dice que Open Dialogue entiende que la mayoría de los problemas mentales son problemas entre personas y sus relaciones por lo que "invita a la persona y a su red a unirse y hablar, y en esas conversaciones las cosas se suelen resolver". Los resultados del método muestran un menor índice de utilización de fármacos en tratamientos exitosos, esto es sumamente positivo ya que los fármacos psicotrópicos tienen una gran cantidad de efectos secundarios que afectan seriamente la vida de las personas, a veces quitándoles toda su creatividad y su libido. El problema actualmente parece estar en que muchas familias de personas mentalmente enfermas no están dispuestas a "ensuciarse" por así decirlo y lidiar con estados mentales que pueden ser altamente estresantes también para los familares, pero es necesario un involucramiento, la salud es colectiva. Seikkula dice que uno de los puntos de inflexión en el que los pacientes muestran mejorías es cuando descubren que los están tomando en serio. Debemos de tomar en serio a los enfermos mentales y a lo que llamamos a veces despectivamente como locura. 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar