El significado astrológico del eclipse de sol del 21 de agosto

Harmonía / 2017-08-17

Aunque para los aficionados a la astronomía y en general para cualquier persona sensible a la belleza del cosmos los eclipses suelen ser espectáculos maravillosos, antiguamente eran considerados terroríficos y nefastos.

 

Esto no debe sorprendernos, si reconocemos que el Sol es la fuente de la vida en la Tierra y que en las religiones naturales simbolizaba a Dios o al padre. El eclipse es, aunque momentáneamente, la muerte del Sol, y esto es algo que genera pánico y temor aunque tenga un carácter fundamentalmente simbólico. Para los astrólogos y filósofos antiguos todo el cosmos era un signo, y cada manifestación de la naturaleza tenía algo que decir sobre el destino y el acontecer del mundo y del ser humano. Esta sensación fue reflejada por Shakespeare, quien vio en un eclipse "una mancha en el Sol que no portenta ningún bien", o por el poeta Milton, quien vio en la extraña luz del Sol eclipsado el brillo mancillado del ángel caído Lucifer.

 

Esta misma noción es tradicionalmente reflejada por la astrología: más allá de la visión new age que todo lo torna una celebración de una vaga energía de transformación positiva, los eclipses son generalmente eventos poco auspicios que ensombrecen la vida, si bien siemprre existe la posibilidad de crecer y cobrar conciencia en la sombra, algo que ha sido notado con especial énfasis por la psicología jungiana. Un eclipse es equivalente a la llamada "carta de la muerte" del tarot.

 

Tradicionalmente la astrología vincula los eclipses con un evento nefasto para el rey o el gobernante, particularmente la muerte, y es por ello que existen historias de astrólogos que fueron asesinados por predecir un eclipse o no predecirlo, según fuera el caso. Un eclipse marca, entonces, una transición o un nuevo ciclo en el poder político mundano, siendo el rey un representante del Sol en la Tierra, algo que se muestra en el simbolismo de la corona que sugiere los rayos del Sol. Esto, coincidencia o no, quedó marcado con la muerte de Luis XIV, el llamado "rey sol", quien murió justo después de un eclipse.

 

En esta ocasión el eclipse del 21 de agosto ocurrirá en el tercer decano de Leo, un decano regido por Marte, planeta de la guerra. El signo de Leo es regido por el Sol, y es el signo relacionado con los reyes, así que tenemos obviamente este tema intensificado. A esto hay que añadir la entrada de Mercurio a su fase retrograda, lo que es considerado como un descenso al inframundo, donde se revisan los temas sombríos de la comunicación.

 

El eclipse ocurre muy cerca del ascendente Leo y la posición de Marte en la carta de Donald Trump. Curiosamente, un eclipse en 1998 de esta serie de eclipses Saros ocurrió en conjunción con el Sol en Leo de Bill Clinton, al tiempo que se discutía la posibilidad de su remoción por el caso Monica Lewinski.

 

La serie de eclipses Saros incluye eclipses en los años 1909, 1927, 1945, 1963, 1981 y 1999, años en los que se han producido acontecimientos relevantes en Estados Unidos en relación a sus mandatarios. El caso de Clinton ya mencionado, el intento de asesinato de Ronald Reagan, el asesinato de Kennedy, los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, la muerte de Franklin D. Roosevelt y el intento de asesinato de William Taft. Los astrólogos anticipan que eventos importantes, probablemente relacionados a guerra o pérdida, ocurrirá en los siguientes 6 meses después del eclipse, los cuales bien podrían ser desastrosos para la presidencia de Trump o afectar seriamente al mundo, viniendo de algún acto vehmente iniciado por Trump. Curiosamente, este es el sigificado de nuestra palabra "des-astre", una perturbación de los astros.

 

Más allá de señalar un desenlace específico, los astrólogos interpretan el eclipse como cambio profundo, transformación generalmente ligada al poder. Hay que mencionar que toda muerte es también un renacimiento, así que no hay realmente por qué temer. Esto es simbolizado por la imagen astrológica tradicional del eclipse: una serpiente o un dragón que devora al Sol... serpiente que es también el símbolo del renacimiento, en su cambio de piel.

 

Te puede interesar: Ve aquí en directo la tranmisión del eclipse total del sol

 

Foto: Zac Bikel/The Atlantic

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: