Hongos alucinógenos, una posible cura para la depresión

Sandra Nieto / 2016-05-19

Según la Organización Mundial de la Salud, la depresión afecta a unos 350 millones de personas en todo el mundo y puede convertirse en un problema de salud serio que altera las actividades laborales, escolares y familiares de quienes la padecen, además, cuando se agrava incluso puede conducir al suicidio.

 

Según su tipo y gravedad, los tratamientos incluyen terapias psicológicas y medicamentos, pero recientemente, un grupo de científicos del Colegio Imperial de Londres han realizado investigaciones que indican que el componente químico activo que se encuentra en los hongos alucinógenos podría ser útil parta la cura de la depresión, debido a sus efectos psicodélicos.

 

Según información publicada en la revista especializada The Lancet Psychiatry, los investigadores llevaron a cabo un estudio con 12 personas diagnosticadas con depresión desde hace casi 18 años en promedio, a quienes no les han funcionado los tratamientos que actualmente se utilizan para esta enfermedad.

 

Así, a estos pacientes se les administró una dosis oral de psilocibina (componente activo de los hongos alucinógenos) durante una semana. El resultado fue que todos reportaron una notable mejoría en sus síntomas y, luego de tres meses, cinco de ellos estaban completamente recuperados y fueron dados de alta.

 

Robin Carhart-Harris, neuropsicofarmacologista en el colegio Imperial de Londres y autor principal del estudio, explicó que, durante el tiempo que duró el tratamiento, las dosis de psilocibina se fueron aumentando gradualmente. Además, los pacientes tuvieron experiencias psicodélicas que duraron hasta seis horas y las sesiones se acompañaban con música clásica, para después continuar con apoyo psicológico.

 

Lo que hace la psilocibina es crear conexiones neuronales en regiones del cerebro que parecían estar desconectadas, lo cual altera el encuadre organizacional del cerebro de manera temporal.

 

Estas nuevas conexiones intensifican la percepción de las sensaciones visuales y auditivas, además de que disminuyen la incidencia de pensamientos negativos y creencias irracionales sobre sí mismo, para crear un autoconcepto más apropiado a la realidad. 

 

El especialista indica que aún es necesario realizar más estudios e investigaciones, sin embargo, considera factible utilizar la sustancia presente en los llamados “hongos mágicos” para tratar a los pacientes deprimidos de manera eficaz.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar