Guía con todos los pasos para liberarse de la culpa

Harmonía / 2017-08-17

La culpa es una emoción y como tal, es real. Para muchas personas lo más fácil es decir que superemos la culpa y dejemos pasar, pero para quien ha experimentado este sentimiento resulta realmente complicado dejar ir.

 

La culpa nace cuando sentimos que no estamos cumpliendo expectativas o que hemos traicionado a alguien, entre otros contextos. Es un sentimiento poderoso que puede permear gran parte de nuestra perspectiva, e incluso puede dañar nuestra autoestima. Por eso, queremos compartir contigo una guía con todos los pasos para liberarse de la culpa.

 

1. Reconocimiento

El primer paso es reconocer que existe la culpa. No se trata de juzgarse sino, simplemente, reconocerlo.

 

2. Definición

¿Qué tipo de culpa sientes? ¿Crees que  no eres suficientemente bueno o más bien sientes que lastimaste a un ser querido? Define cuáles son las raíces de tu culpa y qué formas tiene esta emoción para manifestarse en tu vida.

 

3. Comprensión

Para poco a poco perdonarnos y liberarnos de la culpa, es importante comprender que la culpa es una elección. Todos hacemos cosas que no son ideales, al igual que participamos de manera indirecta en acciones de los demás que nos pueden dañar. Nadie es perfecto, y es importante ser comprensivo con uno mismo.

 

4. Perdonarse

Con comprensión, paciencia y amor, hay que aprender a perdonarnos. Recuerda que todos cometemos errores y que reconocer lo que te afecta es un paso clave para superarlo. No te juzgues, mejor aprende de tus experiencias para futuras ocasiones. Recuerda que puedes pedir perdón a los demás si lo consideras prudente.

 

5. Acciones

Ahora que reconocemos, comprendemos y aceptamos nuestra culpa y sus motivos, podemos enlistar las acciones futuras que nos permitirán remediar la culpa que tenemos, al no repetir las acciones que nos han perjudicado antes. Por ejemplo, dejar de ser infieles, dejar de beber, dejar la violencia, etc. Esto depende de los motivos de la culpa de cada individuo, pero poder concretar las acciones que cambiaremos para estar mejor nos ayuda a perdonarnos.

 

6. Congruencia

Si lograste enlistar las acciones que te permitirán liberarte de la culpa, ahora busca la congruencia con las mismas. Sé la persona que quieres ser y poco a poco te sentirás mucho más pleno en tu propia forma de ser.

 

Dejar que la culpa disminuya y aprender a perdonarnos puede mejorar de manera significativa nuestra calidad de vida. Cuando nos sentimos culpables podemos frenar nuestro potencial al sentir que no somos suficientes en algo, y también puede conducirnos a relaciones destructivas que se fundamentan en el apego y la poca seguridad.

 

Sabemos que no es nada sencillo liberarse de la culpa, pero recomendamos practicar el proceso aquí mencionado para que poco a poco todas las personas sean igual de capaces y libres, y se acerquen así a su enorme potencial espiritual.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: