Escribir de una experiencia traumática ayuda a superarla

Harmonía / 2017-10-06

Todos tenemos problemas que impiden que tengamos una vida plena. Algunos de esos problemas, de hecho, son experiencias de las que no queremos hablar; no queremos saber nada de esas experiencias traumáticas porque no las podemos enfrentar ni superar, y además nos han marcado de por vida. Los traumas psicológicos son malos para la salud. El estrés que nos genera recordar algún tipo de abuso, un hecho violento o la muerte de un ser querido, nos afecta de muchas formas en nuestro desarrollo como personas. Quienes sufren este tipo de eventos son incapaces de trabajar eficazmente, no pueden interrelacionarse correctamente con su comunidad, tienen problemas en la escuela; en concreto: quienes sufren un trauma psicológico, no pueden conseguir un buen funcionamiento. Y debido a que estos recuerdos nos pesan, son dolorosos, evitamos a toda costa hablar de ellos, tratarlos de algún modo, los suprimimos, esperamos que se vayan, pero eso no pasa, salen a flote a la menor provocación.

 

Las experiencias traumáticas que evitamos en realidad ocupan nuestro pensamiento cotidianamente, lo que significa que implican mucho de nuestro tiempo, a pesar de que huyamos de ellas. Esto nos ocasiona estrés, pero como no queremos confrontar estos eventos no podemos resolverlos, y todo se vuelve un círculo vicioso. Una investigación sugiere que una de las mejores terapias para confrontar y superar los traumas psicológicos es, al parecer, bastante simple: la escritura. Un artículo publicado en Psychological Science describe el proceso: a las personas se les pide que pasen 3 días consecutivos escribiendo sobre uno o más eventos traumáticos. Se les anima a explorar los pensamientos y emociones que rodean el evento y, luego, encontrar la relación de esto con su contexto actual.

 

Te puede interesar: Escribir cartas de amor también tiene beneficios para la salud

 

Escribir sobre eventos emocionales resulta difícil para los individuos. Regularmente, el ejercicio es doloroso. Sin embargo, los efectos a largo plazo de esta escritura sanadora pueden ser fascinantes. En la investigación mencionada, el seguimiento a aquellos que participaron de la misma arrojó que, con el tiempo, los participantes informaron haber tenido menos enfermedades, fueron al médico con menos frecuencia y sufrieron menos síntomas de depresión. A la par, mejoraron su desempeño laboral y escolar.

 

Es particularmente interesante que esta técnica, este ejercicio, escribir, tenga un efecto sanador en las personas. La gente que se somete a este tratamiento tiene que confiar en que lo que escribe será privado. Por lo tanto, el beneficio de la escritura no es revelar esta información personal a otros. El beneficio está en crear una historia que conecte los recuerdos emocionales. Hacer estos eventos traumáticos más coherentes provoca que los recuerdos sean menos recurrentes, y esto nos permite superar dichos eventos.

 

¿Habías oído mencionar está técnica? ¿Alguna vez la has puesto en práctica?

 

Con información de Psychology Today

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Has pasado por alguna experiencia traumática que te gustaría liberar?