¿La envidia es una forma de carencia? Úsala a tu favor

Lileyna García Camargo / 2017-07-04

Es común haber tenido experiencias en las que la envidia juega un papel central en la historia, ya sea porque la sentimos nosotros o está presente en alguien a nuestro a alrededor.

 

¿Cuál es su origen?

Este deseo puede ser por un bien material, logros profesionales o familiares, entre otras cuestiones, incluso temas como la estabilidad emocional, la forma de vestir, etc., que por diferentes razones no se han podido concretar o no forman parte de nuestras experiencias de vida.

 

Sin embargo, cuando el bien ajeno produce un profundo malestar difícil de controlar, la envidia puede llegar a ser muy destructiva, cargada de rencores y hostilidades hacia personas que no nos han hecho nada, pues es un estado mental que de manera consciente e inconsciente nos limita, haciéndonos sentir incapaces de crear experiencias similares.

 

¿Cómo revertir y usar a nuestro favor este sentimiento, que suele ser más fuerte que nosotros?

 

1. Respira de manera consiente

Cuando aparece, es tan intensa que pareciera que no tenemos opción ante su llegada, pero respirar nos permite ganar tiempo para que esta emoción se estabilice.

 

2. Indaga tus pensamientos

Si esta situación ya está presente, aprovéchala a tu favor. Este pensamiento no indagado tendrá el poder de aparecer una y otra vez haciéndote sentir inestable ante las situaciones similares, así que pregúntate: ¿qué es lo que envidio de esta persona o situación?, ¿es algo que realmente yo deseo tener, sentir o hacer?

Y recuerda que el hecho de sentir envidia no te hace mala persona, sólo que a veces olvidamos de qué somos capaces.

 

3. Agradece la experiencia

Recuerda que estas ocasiones te permiten aprender ¡si tú lo decides! La envidia no discrimina, puede presentarse incluso con gente que queremos. Que la relación que tienes con la persona, sea cual sea, no te ciegue a ver que lo que el otro tiene tú también lo puedes tener, y el hecho de que se presente la envidia es una alarma de ello: un recordatorio de que la abundancia física, mental y emocional está presente para todo aquel que la desee.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: