Cultivar la empatía puede ayudarnos a crear un mundo mejor

Harmonía / 2016-12-05

La empatía es la habilidad de percibir las emociones de otros, junto con imaginar lo que pueden estar sintiendo o pensando. Por eso es que comúnmente  nos referimos a la empatía como la habilidad de “ponernos en los zapatos” de otras personas. Actualmente los investigadores identifican dos tipos de empatía: la afectiva y la cognitiva. La primera  se refiere a las sensaciones y sentimientos que experimentamos como respuesta a las emociones de otros. Esto puede incluir reflejar lo que el otro siente, por ejemplo tensión o estrés frente al miedo o la ansiedad de alguien más. Por otro lado, la empatía cognitiva se refiere a nuestra habilidad de identificar y entender las emociones de otras personas. 

 

La empatía tiene profundas raíces en nuestro cuerpo y nuestro cerebro. Ha sido especialmente asociada con dos rutas neuronales en el cerebro y los científicos han discutido la posiblidad de que algunos aspectos de la empatía pueden ser rastreados hasta las neuronas espejo, es decir, las células del cerebro que se disparan cuando observamos a alguien más realizando una acción y que presentan una actividad muy similar a lo que pasaría si nosotros fuéramos los que llevamos a cabo la acción. Además las investigaciones también sugieren que hay una base genética para la empatía, aunque los individuos podemos potenciar o restringir estas habilidades naturales.

 

También te puede interesar: Una excelente forma de cultivar la empatía

 

Sin embargo, la empatía es particularmente importante dentro de una sociedad porque es el primer paso hacia la realización de un acto compasivo. Un ejemplo de esto es lo descubierto mediante un estudio en el que los participantes que empatizaban con un afroamericano mostraban menos prejuicios raciales después. Pero eso no es todo; la empatía también puede mejorar cualquier tipo de relación social. De hecho, de acuerdo con una investigación, ser capaces de entender las emociones de nuestra pareja aumenta nuestros sentimientos de satisfacción e intimidad, además de ser fundamental para la resolución de conflictos, por lo cual, la empatía también es importante en el matrimonio. 

 

Así que cultivar la empatía ciertamente puede ser el primer paso para materializar un mundo mejor, ya que es capaz de ayudarnos a resolver problemas como la inequidad y el bullying, pues quienes agreden a otros con frecuencia tienen una dificultad para sentir empatía por sus víctimas. Pero eso no es todo: una investigación realizada con doctores demostró que los pacientes de los galenos más empáticos solían gozar de mejor salud. En síntesis, los beneficios de la empatía son sumamente amplios y vale la pena empezar a cultivar esta cualidad.

Con información de Greater Good 

 

Mira este video y compártelo. Vivamos en un mejor mundo:

 

 

 

 

Suscríbete a nuestro canal de YouTube (harmonia.la) para ver más videos

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cuándo fue la última vez que sentiste empatía por alguien?

Te podría interesar

Te podría interesar