Escribir cartas de amor también tiene beneficios para tu salud

Harmonía / 2016-05-01

Actualmente es normal recibir montones de emails, inbox, mensajes directos, sms, whatsapps y otros pero recibir una carta escrita a mano sobre papel es una auténtica rareza. Lo cual le añade un valor más alto a algo que en si mismo ya es hermoso. Pues cuando recibes una carta así, sabes que detrás del objeto en tus manos hay alguien que la escribió pensando en ti y que dejó este evidencia física de su sentir y pensar. Y si se trata de una carta de amor, con frecuencia los apasionados impulsos del remitente pueden sentirse aún tibios y palpitantes sobre la página. 

 

En palabras del poeta Walt Whitman “El arte del arte, la gloria de la expresión y el resplandor de la luz de las cartas es la simplicidad”. Lo cual es cierto en todas las ocasiones y más aún si se trata de una epístola romántica, en la que el estilo no es tan importante como la sinceridad. Pues esta última es la que abre las puertas del alma para establecer una relación profunda con alguien. Por esta razón nadie se sorprenderá si sugerimos que las cartas de amor son una excelente forma de fortalecer las relaciones de pareja, pero además de esto pueden tener insospechados beneficios para la salud. 

 

Una investigación reunió dos grupos de voluntarios. Después a los participantes de uno de los grupos les pidieron que escribieran sobre temas aleatorios, mientras que a los miembros del otro grupo les pidieron escribir sobre el amor y aprecio que sentían por sus seres queridos. Ambos grupos se dedicaron a esta actividad durante 20 minutos, 3 veces a la semana a lo largo de un periodo de 5 semanas. ¿Los resultados? Los niveles de colesterol de aquellos que expresaban amor bajaron significativamente. Mientras que aquellos que hablaban de todo tipo de temas, manifestaron un incremento. 

 

Los investigadores creen que así como cultivar gratitud y compasión tienen efectos positivos en la salud, cultivar el amor a través de evocarlo y traducirlo en palabras también tiene sus beneficios.  Después de todo, el amor es una de las emociones más fuertes que existen y como muestra de ello están las apasionadas palabras  de una carta amorosa escrita por Balzac:

 

“Me siento tonto y feliz tan pronto pienso en ti. Giro en un sueño delicioso en el que en un instante se viven mil años. ¡Qué situación tan horrible!

Estoy abrumado por el amor, sintiendo el amor en cada poro, viviendo sólo por amor, y viendo cómo me consumen los sufrimientos atrapado en mil hilos de telaraña.

Oh, mi querida Eva, no lo sabías. Levanté tu carta. Está frente a mí y te hablo como si estuvieras acá. Te veo, como te vi ayer, hermosa, asombrosamente hermosa”.

 

Con información de: I Heart Intelligence

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: