Cómo usar el poder de la visualización para alcanzar tus metas

Edith Gómez / 2017-11-29

La visualización es una herramienta poderosísima que está al alcance de todos y forma parte del repertorio de hábitos que caracterizan a la gente exitosa, pero pocos saben sacarle el máximo provecho.

 

Todos tenemos dos mentes: la consciente y la subconsciente, pero cada una funciona de manera completamente distinta. De acuerdo con el doctor Bruce Lipton, profesor de medicina de la Universidad de Stanford, “la mente subconsciente procesa 40 millones de bits de datos por segundo, mientras que la mente consciente apenas procesa 40 bits por segundo”.

 

Liberando el poder de la visualización

Sin siquiera saberlo, nuestra mente subconsciente se encuentra procesando información a un ritmo astronómico. Pero, ¿cómo podemos utilizar este poder y usarlo para nuestro beneficio?

 

Bueno, para empezar, la mente subconsciente opera con imágenes y sensaciones. Esto quiere decir que si nos colocamos una meta basándonos en ganar cierta cantidad de dinero o en encontrar a nuestra alma gemela, tendremos más posibilidades de alcanzar esos objetivos a futuro si nos enfocamos en imágenes y sensaciones asociadas con ello. Es importante que visualices tus metas con imágenes que sean de gran impacto para ti.

 

Puedes saber que has conseguido una gran imagen cuando sientes cómo la emoción recorre tu cuerpo. Debes tratar de notar cómo diferentes imágenes te afectan físicamente cuando visualizas tus metas, ya sea una sensación de hormigueo como si tuvieras burbujas de champaña en tu estómago o que se te ponga la piel de gallina.

 

Por ejemplo, si tratáramos de escribir un libro que se volviera un éxito de ventas, la mayoría de las personas intentarían visualizar su libro como número uno en las listas de los más vendidos. También podrías intentar imaginar que ya tienes en tus manos el libro finalizado y que ya es un éxito de ventas. Visualiza las situaciones que podrían venir con este escenario que te hacen sentir emocionado. Podrías, también, empezar pensando que te encuentras en un recorrido por un centro comercial y cuando pasas por enfrente de las librerías ves una gran figura de cartón con tu rostro que sostiene el famoso libro.

 

Se trata de algo muy surreal, completamente inesperado y un tanto inquietante, pero manda las señales adecuadas cuando te das cuenta de que tu libro se ha convertido en un éxito de ventas.

 

Piensa en una de tus metas ahora mismo. Cierra los ojos y trata de imaginar diferentes escenarios que podrían ocurrir si esta meta fuera una realidad. Encuentra las imágenes que más te emocionan y enfócate en ellas.

 

Te puede interesar: Los pensamientos tóxicos te impiden lograr tus metas, elimínalos

 

¿Demasiado bueno para ser verdad?

Bueno, para los que están buscando evidencia científica de los beneficios de la visualización, hay varias investigaciones que demuestran que agregar elementos visuales a nuestras metas escritas puede conllevar mejores resultados.

 

En un estudio realizado en la Universidad de Michigan, se le dio instrucciones a más de 200 pacientes en el área de emergencia de cómo podían tratar sus heridas en casa. La mitad de los pacientes recibió solamente instrucciones en forma de texto. El resto recibió el mismo texto, pero acompañado con imágenes. El equipo de investigadores siguió de cerca a los pacientes durante 3 semanas para corroborar cuáles individuos tuvieron más éxito en seguir su plan de cuidados.

 

Los resultados fueron intrigantes: casi la mitad (46%) de las personas que recibieron las instrucciones junto con las imágenes fueron capaces de responder correctamente a cada pregunta sobre su tratamiento; únicamente el 6% del grupo que recibió sólo texto pudo responder con éxito a esas mismas preguntas; y casi todos los que estaban en el grupo de imágenes lograron adherirse con precisión a las instrucciones, a diferencia de los que sólo tenían instrucciones escritas.

 

¿Qué quiere decir esto para nosotros?

Agregar imágenes que representan lo que quieres en tu vida puede hacer que alcanzar estas metas sea mucho más efectivo que simplemente escribirlas en un papel. Ya sea que estés creando una cartelera con tus metas o simplemente meditando las cosas que deseas atraer a tu vida en los próximos años, es realmente útil que intentes visualizar tu vida ideal y los pasos para llegar a ella.

 

Una vez que tienes claras cuáles son las imágenes que te emocionan y que representan tus metas, es importante que las visualices con frecuencia en tu mente, para que continuamente actives el poder de tu subconsciente.

 

Todas las noches antes de dormir, tómate 2 minutos para recorrer las imágenes de tu éxito futuro. Si hiciste una lista con tus metas y objetivos, asegúrate de recorrerla una vez más antes de ir a la cama y de nuevo en la mañana.

 

De acuerdo con los investigadores, los últimos minutos antes de dormir se quedan durante horas en tu mente subconsciente mientras estás soñando. Por ello, ese es el mejor momento para hacer tus visualizaciones.

 

Cuando imaginas tu éxito a futuro, tu mente subconsciente se encargará de atraerte hacia las personas y las oportunidades que pueden hacer tu futuro realidad. Así que dale una oportunidad a la visualización y empieza a crear el futuro de tus sueños.

 

Te puede interesar: Soñificar: un método para alcanzar tus metas

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: