¿Cómo comprender los sentimientos del otro?

/ 2015-10-28

Comprender los sentimientos de las demás personas sin juzgarlas se conoce como empatía. No siempre es fácil entender los motivos detrás de las acciones del otro, pero aquí queremos ayudarte a que lo consigas.

 

 

Identifica tus emociones

Para comprender los sentimientos del otro es importante conocer nuestras propias emociones. Como ejercicio, identifica cada una de las sensaciones que tienes durante el día y analiza qué las origina y cómo te afectan. Entre más claro sea para ti lo que sientes y lo que provoca en tu personalidad, mejor podrás comprender el comportamiento de los demás.

 

 

Recuerda tus propias vivencias

El nivel de empatía de las personas se relaciona con la multiplicidad de experiencias personales que ha vivido cada quien. Si alguien ya experimentó una ruptura amorosa, probablemente comprenda mejor a quien esté pasando por lo mismo. Es importante que si nunca has vivido un evento doloroso o alegre, trates de entender lo que sentirías y, por lo tanto, lo que el otro puede estar pensando.

 

 

No reacciones de inmediato

Si no compartes la perspectiva de una persona, trata de pensar los motivos antes de emitir un juicio. Reaccionar de inmediato puede lastimar a los demás.

 

 

Escucha con atención

Si la otra persona está expresando cómo se siente, escucha con atención lo que tiene que decir. A veces, mientras una persona está hablando, la otra está pensando en qué responder sin prestar atención real. No te preocupes por eso, mejor escucha.

 

 

 

También te puede interesar: Leer literatura de ficción incrementa tu nivel de empatía

 

 

Postura atenta

Los gestos, la voz y la expresión del cuerpo en general pueden denotar un interés que ayude a que la otra persona se sienta cómoda al expresar sus emociones. De igual forma, trata de observar el lenguaje corporal del otro para comprender su estado emocional. No sólo las palabras indican las emociones.

 

 

Evitar ser el experto

Escuchar sin interrumpir genera empatía con la persona que cuenta sus emociones. Además, no hay necesidad de brindar un consejo para todo lo que diga, bien puedes escuchar sin opinar si crees que no tienes un buen consejo. De cualquier forma, cuando des tu opinión hazlo de manera respetuosa y constructiva. No trates de imponer tu perspectiva.

 

 

Acepta las diferencias

Ser empático implica entender que no todos somos iguales. Cuando una persona te cuente algo que sucede en su vida y tú no estés de acuerdo, trata de no juzgarlo. Recuerda ser paciente y tolerante con lo demás y también contigo mismo.

 

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: