Amar auténticamente: amor a uno mismo

Lileyna García Camargo / 2017-08-09

Hemos escuchado continuamente que el amor es la fuente de todo. El amor y su falta son lo que abraza muchas de nuestras vivencias a lo largo de nuestra vida. Y si buscamos su definición, todo inclinaría a pensar que es un tipo de sentimiento o afecto hacia algo que es externo a mí, ya sea una persona, un lugar, una profesión, un objeto, etc., reafirmando una creencia de búsqueda incesante para encontrarlo: “Encuentra a tu alma gemela”, “Encuentra el trabajo que amas”…

 

¿Realmente el amor es algo que hay que perseguir? Si la respuesta a esta pregunta fuera un sí, seguramente la vida nos resultaría algo complejo y esta búsqueda incesante nos llevaría una y otra vez al vacío y nuevamente a buscar.

 

El amor que sana, nutre y se expande, nace de nosotros mismos y permea al mundo que nos rodea. Muchas personas confunden o temen confundir amor propio con egolatría. Sé flexible contigo mismo; por algún punto se empieza, y una vez que experimentes los beneficios de amarte a ti, sabrás diferenciar claramente lo que es amor y lo que no.

 

Aquí van cuatro tips para comenzar a disfrutar de ti:

1. Cada mañana al despertar pon ambas manos sobre el corazón, haz tres respiraciones profundas, siente cómo tu respiración te conecta a este nuevo día que comienzas.

 

2. La primera mirada que te des al espejo, que venga acompañada de una afirmación positiva o simplemente algo que te gusta de ti.

 

3. Elige tres cosas que disfrutes hacer y haz por lo menos una diariamente. Te recomiendo cosas sencillas, para que no exista pretexto para no hacerlas.

 

4. Por último, haz una lista de amigos y conocidos, y divídela en dos rubros: los que realmente disfrutas ver y los que ves por no saber decir que no. Esto mismo puede aplicar a actividades que disfrutas hacer y aquellas que realizas para agradar a otros o para que no se molesten. Es muy importante estar donde queremos estar y hacer lo que queremos hacer, no lo que los otros esperan que hagamos.

 

Recuerda que, aunque parezcan cosas sencillas, el propósito es comenzar con nuevas acciones que te lleven realmente a alcanzar el amor a ti y, por consiguiente, a los demás.

 

Te puede interesar: 5 pensamientos de Friedrich Nietzsche para reflexionar sobre uno mismo

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: