8 formas de vivir en el presente y dejar de perder el tiempo

Mercedes Páez / 2017-08-30

Existen ciertos hábitos que de manera inconsciente podrían estarte robando un poco de vida, y al robarte la vida significa que los años están pasando sin que te des cuenta de la forma en la que no te has permitido brillar y regalar tu presencia al mundo porque has estado más ocupado en tu propio mundo, que además no es un lugar de tanta paz.

 

Revisa qué tan identificado te sientes con estos puntos y avanza hacia un lugar de contribución, en vez de seguir permitiendo que tu vida se convierta en un lugar de pequeñez.

 

1. Te sientes mal contigo mismo

La conversación mental que tienes con respecto a quién eres y tu contribución en el mundo es mucho más importante de lo que piensas.

Cada mañana que te levantas y te saludas en el espejo (estoy hinchado, tengo más arrugas, qué mal me veo) tal vez determine mucho más de lo que piensas el resto de tu día. Y es que criticarte y minimizarte te compromete con tu pequeñez y te impide brillar y manifestarte como una contribución.

 

Modifica tu hábito: en realidad no importa tu apariencia física, tus kilos, el traje que usas hoy o las arrugas de tu cara. Todos somos perfectos como somos; amarte incondicionalmente cada mañana sin duda puede hacer una gran diferencia en tu vida y en la humanidad.

 

2. Tienes dudas de todo

Cada vez que tu ser quiere emprender un nuevo proyecto o que te la estás pasando increíble viene una pequeña voz que te dice que no es posible, que cómo le vas a hacer, que te da mucho miedo.

Si tu cabeza está llena de dudas, es muy probable que estés perdiendo el tiempo en la confusión en lugar de ejecutar el proyecto o la decisión que, aunque te equivoques, será un aprendizaje en tu vida.

 

Modifica tu hábito: no dudes, el simple hecho de dudar te produce altos niveles de infelicidad. Sólo por ser feliz cree en ti, cree en tu proyecto y, como dice el dicho: ¿Quieres ser exitoso rápido? ¡Equivócate mas veces!

 

3. Vives en la culpa y el arrepentimiento

No existe un lugar de más miseria que el de la culpa y el arrepentimiento. El mensaje permanente es: “Soy malo, lo hice mal”. Al no haber manera de regresar al pasado, el mensaje se convierte en un verdugo permanente que consume nuestra existencia y que nos deja en el peor rol en nuestras vidas.

 

Modifica tu hábito: acepta que, con tus posibilidades y conciencia, lo hiciste de la mejor manera en ese momento; perdónate, libérate y avanza. Sólo pierdes el tiempo cuando insistes en castigarte.

 

4. Te comparas con otros procesos

Todos somos únicos e irrepetibles, todos los procesos de vida son diferentes. Cuando te comparas te estás disminuyendo y minimizando porque al no reconocer tu individualidad estás queriendo ser como otra persona, lo cual es imposible.

 

Modifica tu hábito: la única manera de crecer es siendo tú mismo, respetando tu momento de evolución personal, honrando tu camino y teniendo paciencia con tu proceso.

 

5. Le das cabida a la inseguridad emocional

Si en algún punto de tu vida has sentido que en cualquier momento te pueden dejar de amar, que algo muy malo puede pasar con los amores que tienes, no sólo estás perdiendo el tiempo; también te estas metiendo en un infierno. No podemos controlar lo que pueda pasar con las demás personas, pero al actuar ansioso y desconfiado, pierdes la oportunidad de vivir en plenitud lo que te corresponda.

 

Modifica tu hábito: no pierdas el tiempo en dudas, celos o inseguridades; es un lugar de mucho dolor. La vida esta llena de grandeza y la evidencia es que hoy, en tu presente, estás siendo amado y debes valorarlo.

 

6. Te estresas por todo

Cuando te estresas, estás dejando de ser creativo. No puedes hacer las dos cosas al mismo tiempo: o creas o sobrevives.

 

Modifica tu hábito: la mente es tuya y si aprendes las herramientas necesarias, como meditación o mindfulness, cada día serás capaz de dejar el estrés a un lado y volverte hacia una vida más significativa, llena de posibilidades que nacen de tu creatividad.

 

7. Vives desde la carencia

La carencia es la voz del ego que nos dice que no hay suficiente, que se va a acabar, que hace falta algo o alguien. Es una pérdida de tiempo porque hoy, aunque no lo creas, tienes todo lo que necesitas. Tu ser, que es tu parte perfecta, te tiene en el lugar y en el momento perfectos.

 

Modifica tu hábito: empieza a enfocarte en ver de qué manera el lugar en el que estás es un lugar de oportunidad y qué mensaje de evolución tiene para ti.

 

8. Vives desde el condicionamiento y no desde tu autenticidad

Cuando te empeñas en vivir desde lo que te dijeron que era lo correcto vivir (como estudiar, casarse, tener hijos y triunfar laboralmente) en lugar de escuchar y honrar lo que verdaderamente quieres para ti, estás perdiendo el tiempo en una vida alejada de tu esencia y que siempre te va a llevar a una sensación de vacío.

 

Modifica tu hábito: intenta empezar a escucharte algunos minutos al día y a preguntarte qué es lo que quieres desde tu esencia; tal vez ése sea el principio de una vida llena de significado en la que, lejos de estar perdiendo el tiempo, estás contribuyendo a tu propia felicidad y realización.

 

Si quieres saber más de la autora o contactarla entra aquí, a su Facebook o a su Instagram. O bien, escríbele directamente a mercedeslifecoach@outlook.com si lo que deseas es recibir coaching ontológico.

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: