7 técnicas para manejar la ansiedad y vivir más ligero

Harmonía / 2016-10-05

La ansiedad por si misma no es necesariamente una patología, de hecho es una respuesta del cuerpo que nos permite reaccionar frente a una amenaza.  De tal manera que la tensión muscular, el incremento del ritmo cardiaco y respiratorio y la transpiración son justamente para eso. Pero cuando la ansiedad es estimulada por nuestro entorno, mente y emociones y no por una amenaza física inmediata puede deteriorar seriamente la calidad  de vida de quien la sufre.  Pero no hay razón para darnos por vencidos, lo mejor es aprender algunas técnicas que nos ayuden a manejar la ansiedad. 

 

1. Estabiliza los niveles de azúcar en tu sangre

Esto es importante por que los niveles bajos de azúcar en la sangre son un detonador de estrés en el cuerpo. De tal manera que mantener más estables estos niveles ayudan a que tengamos mayor estabilidad. Se recomienda disminuir el consumo de azúcares refinadas, o eliminarlas por completo, así como de harinas y reemplazarlos por una dieta rica en frutas y verduras frescas, proteínas y grasas vegetales. 

 

2. Disminuye la cantidad de café que tomas

Aunque el café es delicioso, si sufres de ansiedad y abusas de la cafeína lo que estás haciendo es alterar tu sistema nervioso, lo cual se traduce en estrés. Además la combinación de exceso de cafeína con estrés en el trabajo o la escuela puede resultar aún más perniciosa. Lo mejor es ajustar gradualmente la cantidad de café que consumimos o quizá eliminarla por completo. 

 

3. Respira

Lo primero que debes hacer cuando sientes ansiedad es respirar hondo y dejar que tu diafragma se relaje. Pues esto activa una respuesta de relajación por parte del cuerpo, acallando la respuesta de ansiedad del sistema nervioso parasimpático y activando una respuesta relajada del sistema simpático. Intenta inhalar lentamente mientras cuentas hasta cuatro llenando tu abdomen de aire y luego tu pecho, con suavidad contén la respiración mientras cuentas hasta cuatro y finalmente exhala lentamente mientras cuentas hasta cuatro. Puedes repetir este ejercicio cuantas veces lo necesites pero si lo haces una práctica diaria aunque sea por unos minutos tendrás muchos mejores resultados

 

4. Acepta que estás ansioso

Recordarte a ti mismo que la ansiedad es sólo otra reacción emocional y aceptarla puede ayudarte a evitar la ansiedad de sentir ansiedad. Esto es importante porque luchar contra este sentimiento sólo parece reforzarlo, de tal manera que lo mejor es no luchar contra él sino aceptarlo. Por otro lado el darte cuenta de que es una emoción tuya, te puede poner en la posición necesaria para hacer algo al respecto. 

 

5. Examina tus pensamientos

Durante un episodio de ansiedad las personas experimentan todo tipo de ideas angustiantes y a pesar de su intensidad algunas de ellas son descabelladas.  De tal manera que puedes empezar por preguntarte si tu preocupación es realista o si realmente es probable que suceda o qué es lo peor que podría pasar si cometes un error. A veces en realidad el peor escenario no es tan malo. 

 

5. Visualiza para calmar tus emociones

Imagina que estás recostado en tu lugar favorito, puede ser un parque, un bosque, una playa o una terraza y que desde ahí puedes ver las nubes cruzando el cielo. Asigna a cada nube una de las emociones, pensamientos, o sensaciones que estás experimentando y míralos pasar. La clave de este ejercicio es que en lugar de involucrarte con estos estímulos y darles mayor presencia, puedas dejarlos ir. 

 

6. Enfócate en el momento presente.

La ansiedad es un síntoma de la preocupación por el futuro, es decir por eventos que todavía no ocurren y tomar consciencia de ello puede ayudarte a recuperar la perspectiva. 

 

7.Observa tus emociones pero no las juzgues.

Practicar esto te beneficiará emocionalmente en general, no sólo con respecto a la ansiedad. El lograr cierta imparcialidad o ecuanimidad con respecto a ellas es la meta, pero puedes empezar por notar los juicios que emergen cuando experimentas ansiedad. Y dejarlos ir, como si fuera una charla ajena que ocurre en un camión que se aleja cada vez más de ti. 

 

Con información de Mind Body Green

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar