7 padecimientos que ocurren porque tu mente te enferma

Harmonía / 2017-01-20

Las enfermedades psicosomáticas son aquellas ocasionadas por factores psicológicos en lugar de físicos. El estrés, los cambios repentinos y los trastornos emocionales pueden provocar el desarrollo de una enfermedad psicosomática. La mayoría de las personas que las padecen no saben que los motivos de su enfermedad están en su mente y buscan diagnósticos y tratamientos clínicos sin que les funcione, generando más estrés y frustración que muchas veces agrava su condición.

 

Las enfermedades psicosomáticas son un síntoma de que hay un desequilibrio psicológico. Por lo tanto, no desaparecerán hasta que éste sea tratado. Para curar una enfermedad psicosomática no se necesita un médico sino un terapeuta. Es importante aclarar que las enfermedades psicosomáticas no tienen un motivo físico pero eso no significa que deban ser menospreciadas ni que no causen el mismo sufrimiento que cualquier enfermedad de origen fisiológico. Si padeces alguna de estas siete enfermedades, tu mente podría ser la responsable:

 

1. Infarto

Los arranques de ira aumentan tus probabilidades de sufrir un infarto cardiovascular. La cólera hace que se libere grasa en la sangre con la finalidad de quemarla durante, digamos, alguna batalla. Si después de un ataque de ira no realizas ninguna actividad física tus arterias podrían verse seriamente dañadas. Si tienes problemas para controlar tu ira, te recomendamos: Inteligencia emocional: rompe la cadena del enojo.

 

2. Migraña

Las migrañas pueden aparecer cuando estás pasando por un periodo de mucho estrés o cuando tienes un exceso de responsabilidades que no sabes cómo manejar. Toda esa tensión se acumula en la cabeza y el cuello y puede convertirse en un dolor muy agudo y focalizado que se conoce como migraña. Si sientes que el estrés te provoca dolor de cabeza, tal vez es momento de cultivar la empatía.

 

Sigue con: 9 señales de que tu dolor de cabeza ya no es normal

 

3. Padecimientos gastrointestinales

El dolor abdominal puede ser resultado de una indigestión o de hábitos alimenticios poco saludables; sin embargo, las personas que padecen dolor abdominal crónico también podrían tener problemas para manejar sus emociones. La sensación de "un hoyo en el estómago" está asociada a reprimir emociones como enojo o tristeza. Para mejorar este aspecto es recomendable mantener una dieta variada y balanceada que incluya alimentos con probióticos, agua, vitaminas, minerales y fibra, entre otros elementos clave para mantener una microbiota saludable.

 

Nota relacionada: Qué alimentos consumir y evitar según tu padecimiento digestivo

 

4. Mareo y vértigo

Los mareos o la sensación de vértigo, cuando no tienen una explicación física, pueden ser causados por el temor a perder el control de nuestra vida. El mareo no es otra cosa que una sensación de inestabilidad; si te sientes constantemente mareado y no sabes por qué, quizá sólo sea impotencia ante eventos en tu vida que están fuera de tu control. Te recomendamos meditar para encontrar tu centro y encontrar las mejores soluciones para ti.

 

5. Fibromialgia

La fibromialgia es un transtorno neurológico que ocasiona hipersensibilidad y dolor crónico y aún se desconoce qué lo ocasiona. Muchas veces las personas que padecen esta enfermedad deben aprender a poner límites y a "defenderse" de quienes intentan controlarlos. El tratamiento de la fibromialgia casi siempre es conjunto: físico y psicológico. Si, por ejemplo, te cuesta trabajo decir que no, te recomendamos este texto.

 

6. Síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica se vuelve cada día más común entre la población joven y se refiere, como su nombre lo indica, a un cansacio y una falta de energía que no desaparecen descansando, por lo que la persona pasa la mayor parte del tiempo en la cama. Este síndrome puede tener su origen en una necesidad no resuelta de protección y contención; las personas con fatiga crónica no se permiten ser vulnerables emocionalmente y estar siempre en guardia los agota. Algo similar ocurre con las adicciones. Puedes leer sobre el tema aquí.

 

7. Síndrome de intestino irritable

El síndrome de intestino irritable es un trastorno que puede ocasionar cambios en la tolerancia a los alimentos y la motilidad del intestino y se manifiesta como modificaciones en las evacuaciones (tránsito lento) y dolor abdominal. Se recomienda a las personas que padecen de SII que lleven una dieta saludable; no obstante, también es posible que este padecimiento esté relacionado con una necesidad extrema de perfección, en cuyo caso el tratamiento psicológico a la par del físico es indispensable.

 

Sigue con: 4 enfermedades comunes que pueden mejorar gracias a la meditación

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Crees que tienes enfermedades debido a tu mente?
¿Qué haces para sentirte más tranquilo?

Te podría interesar

Te podría interesar