7 consejos para alcanzar la resiliencia

Harmonía / 2017-10-07

La resiliencia es la capacidad de sobreponernos al sufrimiento y las circunstancias traumáticas de la vida (algún accidente o la pérdida de un ser querido, por ejemplo). Algunas personas son más resilientes que otras, pues cuentan con más herramientas emocionales para lograr reponerse y continuar cuando se enfrentan a una situación difícil o dolorosa; a otras les cuesta más trabajo superar la adversidad y tienen que trabajar mucho internamente para conseguirlo. Si perteneces a las segundas, no tienes nada de qué angustiarte: la resiliencia es algo que se puede trabajar y reforzar. Te dejamos siete tips para fortalecer tu capacidad de resiliencia:

 

1. Acércate a tus seres queridos

Durante los momentos difíciles, sentimos que nadie nos comprende y es fácil creer que estamos solos. Es muy importante que en situaciones así te acerques a tus seres queridos y les digas cómo te sientes. No estás solo, pero nadie puede brindarte su apoyo si te aíslas y no lo permites. Muchas veces, un sencillo abrazo puede darnos esa fuerza extra que necesitamos para que todo mejore.

 

2. Concéntrate en que el dolor es temporal

¿Alguna vez has sufrido una quemadura accidental? El dolor es tan intenso que parece que nunca desaparecerá; sin embargo, va cediendo poco a poco hasta que desaparece. Lo mismo ocurre con el dolor emocional: a veces creemos que no se irá y nos desesperamos, pero igual que nuestro cuerpo puede sanar, nuestra alma también puede hacerlo.

 

3. Acepta la situación

Cuando algo terrible nos ocurre pasamos mucho tiempo negándonos a admitirlo, nos enojamos, lloramos e incluso podemos fingir que no nos importa con tal de no afrontarlo. Solamente hasta que aceptemos que las cosas ya ocurrieron y no podemos cambiarlas comenzaremos a sentirnos mejor. Aprender a soltar aquello que nos duele es lo único que nos permitirá seguir avanzando.

 

4. Encuentra una motivación nueva

La mejor manera de salir de una crisis emocional es ponerte nuevas metas. Inscríbete a una clase, inicia ese proyecto que llevas años posponiendo o decídete a viajar. Encuentra una actividad que te mantenga motivado y construyendo; no importa de qué se trate, desde iniciar una colección hasta ver todas las películas de tu director favorito. Ponte pequeñas metas diarias o semanales: sal a correr o a ejercitarte y supera tus marcas.

 

5. Construye una imagen positiva de ti mismo

Haz una lista de todas las cosas buenas que sabes sobre ti. Anota todos tus talentos y atributos. Ahora intenta fomentarlos y proyectarlos. Ya pasaste mucho tiempo pensando en ti como una víctima o como alguien que sufre; es momento de recobrar la seguridad y reforzar todas esas cosas que te hacen único.

 

6. Ve las cosas con perspectiva

No importa lo que te haya ocurrido, es momento de que lo veas en su justa medida y expreses tu gratitud por todo lo bueno que aún tienes. Si aún eres capaz de estar leyendo estas líneas o, si mejor aún, alguien que te quiere y a quien le importas te las está leyendo o recomendando, significa que tienes muchísimo que agradecer. 

 

7. Cuida de ti mismo

Comienza a cuidar tu alimentación y a hacer ejercicio; no tiene que ser nada exagerado ni tienes que inscribirte a un gimnasio, pero caminar al menos 30 minutos diariamente puede hacer una gran diferencia en tu vida en estos momentos. Se trata de que no descuides tu salud y hagas cosas por ti. Entre más te ocupes de ti mismo, más pronto comenzarás a sentirte mejor. 

 

También lee: Formas de la resiliencia: un pequeño pueblo palestino siembra flores en las bombas

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: