6 técnicas para lidiar con emociones difíciles

Harmonía / 2017-10-31

Muchas personas sufren por no controlar sus emociones, y luego se frustran por no haber podido controlarse o se arrepienten de lo que hacen cuando no logran controlarse. Las emociones son, evidentemente, parte de lo que nos hace humanos, y es natural a veces enojarse o sentir miedo, etc. Sin embargo, hay formas de lidiar con las emociones que permiten que una persona no se vea arrastrada por lo que Séneca llamó la "locura temporal" del enojo y que a la vez uno no se vuelva una persona fría, calculadora y reprimida. La técnica más popular hoy en día parece ser el mindfulness o atención plena, la cual es una adaptación moderna de las enseñanzas budistas.

 

En este caso presentamos seis formas de lidiar con una emoción, paso por paso, con una perspectiva del mindfulness desde la particular óptica del doctor John Gottman, uno de los más famosos psicológos expertos en relaciones de pareja en el mundo. Generalmente, nuestras emociones surgen en relación a una persona a la que le tenemos afecto o, al menos, alguien que es importante en nuestra vida (como nuestro jefe, por ejemplo). Así que esta información es muy útil para el manejo de emociones en contextos de relaciones.

 

La idea fundamental es que en vez de reaccionar y alimentar una emoción con la reacción, el individuo observe y reflexione de manera relativamente desapegada su emoción, sea capaz de designarla y, por lo tanto, tener conciencia de que está viviendo un estado emocional particular. La emoción puede incluso ubicarse en cierta parte del cuerpo, observarse allí y dirigir la atención a la respiración. Lo que la persona no tardará en notar es que si observa su emoción sin rechazarla o aferrarse a ella, pronto ésta se disolverá. Con el tiempo, esto permitirá que las emociones negativas duren menos e, inclusive, puedan dejar de tener una carga negativa o una influencia de descontrol. Podrán ser reconocidas simplemente como sensaciones que surgen y desaparecen, casi como una leve comezón.

 

 

1. Relaciónate con tus emociones de manera abierta, con aceptación

Vuélvete consciente de tus emociones y nota en qué parte del cuerpo las sientes.

 

2. Identifica y designa la emoción

Por ejemplo, nota "esto es enojo", "esto es ansiedad".

 

3. Acepta tus emociones

No niegues la emoción, no la rechaces ni te aferres a ella. Sólo reconoce su existencia.

 

4. Date cuenta de su imperamanencia

Las emociones, como todas las cosas, son cambiantes; aunque parezcan abrumadoras, pronto pasarán.

 

5. Observa e investiga

Pregúntate: ¿cuál fue el detonador?, ¿por qué me siento así?

 

6. Abandona la necesidad de controlar tus emociones

Mántente abierto al resultado de tus emociones y lo que se desdobla de ellas. [Esto no significa que te abandones a tus emociones, sino que no te aferres a la necesidad de controlarlas, ya que habrá ocasiones en que no podrás controlarlas completamente. Asimismo, cuando una emoción negativa surge y produce algún efecto indeseado, acepta esto y no te frustres por lo sucedido].

 

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: