6 consejos para sacarle el mayor provecho a tu tiempo en el trabajo

Harmonía / 2016-07-05

A todos nos preocupa ser productivos, pero constantemente estamos peleando con la distracción, nuestros niveles de energía y malos hábitos que afectan nuestro desempeño. Si te preguntas cómo sacarle el mayor provecho a tu tiempo y cumplir tus metas estos 6 consejos de Mark McCartney, couch de liderazgo en la Universidad de Oxford, te ayudarán a lograrlo: 

 

1.Reclúyete.

Cierra al puerta a las distracciones y simplemente enfócate en hacer una cosa a la vez. Puede que suene excesivamente simple, pero en  realidad no resulta tan sencillo como suena.  Quienes suelen intentar el multitasking,  es decir, realizar varias tareas a la vez lo encuentran particularmente difícil, pero es muy necesario. Ya que de acuerdo a un estudio malabarear múltiples tareas en realidad impacta la productividad negativamente, pues invita a la distracción y esto genera errores. Sin embargo, se ha vuelto sumamente popular porque hace a las personas sentir bien a pesar de que en realidad están trabajando peor. 

 

2. No luches contra las distracciones. 

De acuerdo a McCartney quienes realizan el trabajo más rápido son aquellos que no luchan contra las distracciones.  Por el contrario, trabajan en pequeños bloques de tiempo durante los cuales se concentran y enfocan intensamente. Luego la distracción se vuelve un puente entre una tarea y otra. Una manera de no distraerse de lo verdaderamente importante es preguntarse: “¿que terminé hoy que fuera importante para mí y para mi trabajo?”.  

 

3. Simple es mejor. 

Este punto es sumamente importante no sólo en el ambiente laboral, también en la vida. En palabras de Lao Tse: “Para obtener conocimiento, aumenta cosas cada día. Para obtener sabiduría, quita cosas cada día”. Lo mejor es no alargar la lista de pendientes y tareas por hacer innecesariamente. Por ejemplo es conveniente  reducir el volumen de mails a lo indispensable. Esta brevedad le ahorra tiempo a todos. 

 

4. Encuentra tu propio ritmo y respétalo. 

Encontrar qué ritmo es el que más nos favorece y trabajar a su favor puede hacer que todo se sienta más sencillo, como si entráramos en una corriente natural de energía. Si te sientes más fresco en las mañanas realiza el trabajo que requiera mayor concentración, reflexión o creatividad primero. Si por el contrario, eres más nocturno, anota tus ideas antes de ir a dormir y despierta con esas intenciones. 

 

5. No te vuelvas un robot.

Llevar la idea de eficiencia a un extremo puede resultar contraproducente. Lo robots son eficientes para ciertas tareas, pero aún hay tareas que sólo los humanos realizan. De tal manera que es mejor que te concentres en ser efectivo y cultivar tu creatividad. 

 

6. Se honesto contigo mismo. 

Aún si pudieras engañar al resto de mundo no te podrás engañar a ti mismo, lo mejor es que seas honesto sobre tus hábitos y qué estás dispuesto a hacer para cambiarlos. Necesitarás tener esto claro y recordártelo periódicamente, sobretodo cuando vuelvas a tus viejos hábitos, de tal manera que te recuerde tus razones para hacer un esfuerzo adicional. No te mientas, mejor desarrolla claridad, perseverancia y disciplina. Estas cualidades requieren esfuerzo, pero los frutos que cosecharás gracias a ellas valdrán la pena.

 

El ritmo acelerado de la vida urbana, los ambientes competitivos y otros factores pueden ser terribles obstáculos o retos superables, dependiendo de cómo decidamos verlos. Lo más importante es que asumas el papel de piloto de tu vida. Conforme te des cuenta de que puedes moldear tu experiencia irás adquiriendo mayor seguridad y satisfacción. 

 

Con información de The Guardian

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: