6 claves para fluir cuando el cambio es inminente

Mercedes Páez / 2017-08-16

El cambio es una cuestión relativamente frecuente en la vida y muchas personas estamos de acuerdo en que los cambios son para mejorar, pero ¿qué pasa cuando viene un cambio que ni siquiera hemos elegido? Un cambio impuesto desde afuera, algún imprevisto que no esperábamos y nos deja desconcertados, con la sensación de vacío que nos mantiene estancados y sin opciones. Aquí te dejo algunas claves para que puedas fluir con el cambio y hacerlo tu aliado.

 

1. Observa cómo la vida te está hablando. Si a lo mejor no te atrevías a moverte, seguramente la vida está haciendo las cosas por ti; muchas veces no nos damos cuenta –o no queremos darnos cuenta– de que es tiempo de hacer algo diferente. De que ese lugar, pareja, trabajo, país, ya no es para nosotros porque hemos dejado de crecer en ese punto. Entonces es la vida la que te dice que tienes un mejor lugar de evolución y que tienes millones de herramientas que ahora vas a conocer.

Despídete con amor de la situación anterior, pero trata de estar atento a los mensajes que la vida te sigue dando.

 

2. Analiza cómo te has relacionado con el cambio. ¿Cuál fue el primer cambio o el cambio más importante en tu vida?, ¿cómo te sentiste, cómo reaccionaste, cómo lo viviste? Porque seguramente ahí hiciste creencias con respecto a lo que era para ti un movimiento.

Neutraliza tu relación con el cambio; ábrete a la posibilidad de que cada cambio es completamente diferente y de que si te abres a la oportunidad, este cambio posiblemente sea para mejorar tu vida.

 

Te puede interesar: 4 pasos para abrir nuevas posibilidades

 

3. Aprende a conocerte mejor. Con el cambio verás elementos de tu personalidad que tal vez estaban empolvados u ocultos, pero que ante la necesidad de tener un esquema diferente saldrán a la luz; esos aspectos de ti que desconocías y que seguramente están haciéndote una mejor persona.

Pregúntate qué necesitas de ti en este momento de transición, qué elementos te van a sostener y cuáles te impiden avanzar (melancolía, depresión, apego al pasado, dolor). Obsérvate y, en lo posible, no caigas en la misma conversación mental que te lleva al estado que te está impidiendo avanzar.

 

4. Fluye y deja de resistirte. Puedes hacerlo; si lo decides puedes ver este cambio como una nueva oportunidad y agradecer que estás saliendo de tu zona de confort, que te estás reinventando para afrontar nuevos retos y que tienes la oportunidad de ser creativo con la nueva forma de vida que tienes por delante. Hoy puedes ser una mejor versión de ti mismo.

No pierdas más tiempo resistiéndote a lo que ya es un hecho inminente; en su lugar, trata de ver las cosas desde una perspectiva de crecimiento y evolución.

 

5. Reconócete como el ser poderoso que eres. Ante esta y todas las situaciones de la vida, siempre vas a poder pararte y decidir quién quieres ser frente a esto. No te olvides de que nadie tiene la capacidad de determinarte, nadie te puede traicionar, abandonar o llevarse una parte de ti. Tú eres un ser completo, independientemente de lo que los demás hayan hecho.

Decide quién quieres ser frente a esta nueva posibilidad que la vida te está dando y sal a alinearte con esta decisión.

 

6. Siéntete acompañado; nada sucede en este universo sin que estés sostenido. Confía y avanza aunque no puedas ver lo que viene adelante de ti, y ahí está la magia: en que de la incertidumbre permitas que las mejores cosas vengan hacia ti. Es en el campo infinito de todas las posibilidades donde está todo lo mejor para ti, algo con lo que ni siquiera has soñado porque ni siquiera lo conoces. Porque cuando sueltas, en el fondo estás mandando el mensaje de que confías en que todo va a estar bien.

 

Si quieres saber más de la autora o contactarla, entra aquí, a su Facebook o a su Instagram. O bien, escríbele directamente a mercedeslifecoach@outlook.com si lo que deseas es recibir coaching ontológico.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: