5 técnicas orientales infalibles contra el estrés y la ansiedad

Harmonía / 2017-10-05

Para la medicina oriental, específicamente para la tradición china, la ansiedad y la irritabilidad son consecuencia del estrés que se acumula en el hígado obstruyéndolo y que puede derivar en trastornos más severos como depresión, trastornos digestivos e incluso cáncer. A esta situación se le conoce como qi de hígado y es uno de los padecimientos más frecuentes de las personas que han sufrido algún impacto fuerte o que viven en una ciudad grande.

 

Además de la irritabilidad y la ansiedad, otros síntomas del qi de hígado son el dolor abdominal (ya sea en el bajo vientre o debajo de las costillas), el insomnio, las agruras, la menstruación dolorosa y el estreñimiento. Para eliminar esta obstrucción y volver a dejar que nuestra energía fluya, la medicina china recomienda:

 

1. Estírate. Los estiramientos obligarán a que la sangre y la energía estancada vuelvan a circular. Si empiezas a ponerte irritable o de malas, tómate unos minutos para estirar las piernas, los brazos y la espalda. Prueba con una postura de yoga como Janu Sirsasana.

 

2. Ejercita tus ojos. Aunque no lo creas, la irritabilidad puede venir de pasar demasiado tiempo frente a una pantalla. Recuerda descansar los ojos y realizar ejercicios oculares por lo menos cada 2 horas. 

 

3. Consume alimentos verdes. Los alimentos verdes benefician directamente al hígado, por lo que cuando se encuentra bloqueado debemos consumirlos en mayor cantidad. Una ensalada con vegetales de hoja verde o germinados te quitará el mal humor. ¡Pruébalo!

 

4. Realiza ejercicios de respiración. La energía estancada se activa con la respiración consciente; cuando comienzas a irritarte, lo mejor es enfocarte en tu respiración. Aquí te dejamos un sencillo ejercicio que te ayudará a relajarte.

 

5. Presiona tu dedo gordo del pie. El dedo gordo del pie es la parte que está conectada con tu hígado. Cuando tu hígado está bloqueado puedes ayudar presionando el dedo gordo de tu pie con fuerza, primero sólo en un punto y después masajeando desde el dedo hasta el centro de la planta de tu pie.

 

Te interesa: Diferencia entre estrés agudo y estrés postraumático

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: