5 pasos para perdonarte a ti mismo y ser feliz

Harmonía / 2017-09-19

Tu pasado determina tu presente y tu futuro, por eso es necesario que resuelvas los problemas que acarreas. Algunos de esos problemas se encuentran relacionados con personas que han sido importantes en tu vida; tal vez alguien te haya hecho daño. Es importante que si este es tu caso le concedas el perdón, porque solo así podrás soltarlo y superar esa etapa que te está costando tanto. El perdón sigue siendo la respuesta, dice el profesor de psicología Everett L. Worthington Jr., de la Virginia Commonwealth University. Y el perdón te incluye a ti. A veces nos autocondenamos, nos culpamos, nos sentimos avergonzados. Nos percibimos como que estamos mal. Ese alguien a quien tienes que perdonar quizá seas tú mismo.

 

La culpa no es un fenómeno negativo, nos sirve para reconocernos e identificar los errores que hemos cometido. Pero no tiene caso si nos impide desarrollarnos y crecer. Si la culpa es un obstáculo para continuar con nuestra vida, es mejor enfrentarla. ¿Cómo? Para empezar, siendo amables con nosotros mismos. En este texto te facilitamos una pequeña guía para que te perdones y te alejes de esa culpa que tantos dolores de cabeza te da.

 

Paso 1: Reflexiona acerca del perdón

Establece que el perdón es un método para solucionar problemas. Mira hacia atrás, al pasado. Ponte en un punto donde puedas percibir el panorama general de tu vida. Ten en cuenta que todos cometemos errores, y que merecemos ser perdonados; merecemos una segunda oportunidad, quizá una tercera. Revisa lo que has aprendido desde tu niñez; recuerda que, para avanzar, tuviste que errar varias veces. El perdón sirve para volver a intentarlo.

 

Paso 2: Repara lo que has dañado

Es posible reparar lo que has dañado, aunque no siempre, o no directamente. Si cometiste un error que afectó a otros, soluciónalo, o busca que en el futuro no se vuelva a repetir.

 

Te puede interesar: El secreto de la felicidad que nadie te va a decir

 

Paso 3: Atempera el enojo

Enojarse no tiene ningún caso. Es mejor que busques solucionar los problemas. El enojo te ciega.

 

Paso 4: Establece un ritual de perdón hacia ti mismo

Inventa un ritual, o recurre a alguno que te hayan contado. Los rituales funcionan para que puedas realizar de una mejor forma tus tareas. Inténtalo.

 

Paso 5: Pon en práctica la autocompasión

A veces las expectativas que tenemos de nosotros mismos nos rebasan. Identifica tus limitaciones y reconoce hasta qué punto eres capaz de realizar esa tarea que te habías impuesto. No tienes por qué exigirte más de lo que puedas ofrecer. Habla contigo frente al espejo como si hablaras con otra persona. Eres falible, todos los somos.

 

¿Te culpas de todo lo que te pasa? A lo mejor podrías comenzar por perdonarte. Sería un gran paso para continuar con tu desarrollo como persona.

 

Con información de Happify Daily

​EG

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Te sientes culpable con frecuencia?
¿Hay algo que quisieras dejar ir?