5 pasos para superar positivamente las peleas de pareja

Harmonía / 2016-11-29

Sin importar el tiempo de relación, inevitablemente habrá discusiones; a veces es debido a cuestiones importantes como un cambio de domicilio, trabajo, vida o la educación de los hijos (si los tienen), y en otras se trata de cosas pequeñas, pero no por eso menos importantes. Después de todo, los detalles cuentan. Sin embargo, por regla general en estas peleas de pareja solemos decir cosas de las que luego nos arrepentimos, expresar ira o resentimiento contra quien más nos importa, y un largo etcétera que nos hace sentir terriblemente. La cuestión no es si hay discusiones o no, sino cómo manejamos las cosas después para enmendarlas. Si has tenido una pelea y te preguntas cómo sacar algo positivo de todo esto, los siguientes tips pueden ayudarte.

 

 

1. Deja de concentrarte en los errores del otro

Hacer hincapié en los errores de tu pareja sólo creará mayor tensión. A nadie le gusta ser regañado todo el tiempo y hacerlo sólo les dará más razones para pelear. Recuerda que todos cometemos errores. Así que en lugar de pasar tiempo echándole la culpa de todo al otro y señalando sus taras, procura trabajar en las tuyas. 

 

2. Reflexiona sobre qué fue lo que detonó la pelea

En una relación íntima ambos están tan cerca del otro que, a veces, sin querer tocan puntos sensibles. Entonces las emociones se intensifican y a veces se dicen las cosas de la peor manera. Puede ser que tu pareja ni siquiera entienda qué parte de lo que dijo o hizo te molestó tanto o por qué. Vaya, simplemente no era su intención. Una vez que te calmes, reflexiona al respecto. Quizá si descubras qué es lo que hizo que las reacciones y emociones se salieran de proporción y también puedas comprender mejor la perspectiva de tu pareja. 

 

3. Discúlpate

Este paso puede ser difícil pero es importante para realmente seguir adelante en la relación, ya que si no tomamos la responsabilidad total de nuestra participación en el conflicto difícilmente sanaremos de verdad la relación, cualquier relación. A nadie le gusta cargar con la culpa, por eso es importante que entiendas que no se trata de asignar culpas, sino de tomar responsabilidad. Esto es parte de madurar individualmente y también a nivel colectivo. 

 

4. No esperes que tu pareja esté lista para disculparse

Las personas tenemos diferentes procesos, no demandes que el otro se disculpe al mismo tiempo que tú. Es cierto que disculparte y no recibir lo mismo de vuelta te puede hacer sentir muy vulnerable, pero al final de eso se trata una relación. No te concentres en la incomodidad, sino en la lección que la vulnerabilidad te ofrece. Haz tu parte y deja al otro hacer la suya. 

 

5. Acepta las disculpas

Si tu pareja es la primera en buscarte para ofrecerte una disculpa, escúchala y acéptala. Quizá no la haga en los términos que a ti te gustaría, pero tu misión no es juzgar eso, sino facilitar la conciliación de las partes y seguir aprendiendo de la relación. Trata de ser recíproco y disculparte; después de todo, también podrías ser tú el primero en pedir perdón y te gustaría que el otro reaccionara positivamente. Pero si no estás listo para eso, entonces agradécele sinceramente a tu pareja por la suya y explícale que necesitas procesar algunas cosas antes de poder corresponderle de corazón. Recuerda que el perdón es lo que nos permite dejar el pasado y sus sufrimientos atrás. 

 

Las relaciones humanas son muy complejas y, aunque a todos nos gustaría quedarnos únicamente con la parte placentera, la verdad es que las lecciones llegan de muchas maneras distintas. No todo puede ser placer, en ocasiones también hay retos y esta es la razón por la que estamos aquí: para aprender. 

 

 

Con información de Mind Body Green

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Tú qué haces para remediar los conflictos con tu pareja?

Te podría interesar

Te podría interesar

mente/5_formas_de_tratar_con_una_persona_pasivo-agresiva