5 cosas que las personas empáticas hacen todo el tiempo

Harmonía / 2016-09-21

“Empatía” proviene de la palabra griega "empatheia", que significa “emocionado” y se refiere a la capacidad que tenemos los humanos de entender y abrazar al otro en su sentir. La empatía es entonces una coparticipación afectiva y nos permite conectarnos con otras personas a través de sus sentimientos. Según Ula Frith, del Instituto de Neurociencias Cognitivas del Colegio Universitario de Londres, experta en psicología del desarrollo y teoría de la mente, existe una facultad cognitiva que permite a las personas percatarse de las emociones ajenas y que posibilita la interacción social. Frith habla de un proceso mental con bases neurológicas visibles mediante técnicas de neuroimagen que analizan especificidades humanas de la interacción recíproca. Es decir, la empatía tiene su razón en la mente y las neuronas y no se aprende sino que se desarrolla. La persona empática está predispuesta genéticamente, es una especie de superpoder.

La empatía es una fuerza y es fácil  de reconocer, basta con observar ciertos hábitos como:

 

1. Curiosidad para con los extraños.

 Las personas muy empáticas tienen una curiosidad insaciable respecto a los extraños. Pueden iniciar una conversación con el sujeto que está a su lado en el autobús.  Una persona empática encuentra interesante a la gente que no conoce.

 

2. Desafiar los prejuicios y encontrar coincidencias. 

Los prejuicios no son más que etiquetas y categorías. Una persona empática antes de etiquetar a alguien trata de conocerlo. Esa cualidad lo aleja de los prejuicios, y se permite entonces acercarse al otro, entenderlo. Comprender su modo de pensar y ser.

 

3. Ponerse en los zapatos de otra persona. 

La empatía sobre todo nace de la coincidencia y de la comprensión. Una persona empática sabe ponerse en los zapatos de la otra persona para entender sentimientos y posturas.

 

4. Escuchar.

 Una persona empática escucha, es lo esencial. Escuchar es darle su lugar al otro, es el principio de entenderlo. Escuchando a una persona se puede reconocer sus necesidades y sentimientos. La persona empática posee una la cualidad de saber escuchar.

 

5. Las personas empáticas son capaces de generar cambios sociales.

A ver, no estamos hablando de revoluciones a escalas globales, sino de cambios pequeños, nimios, pero que inciden en la comunidad. Porque las persona empáticas se preocupan por el mundo, por la gente. Quieren que las personas alcancen la felicidad. No joden el mundo, ayudan a que sea mejor.

 

 ¿Eres una persona empática? ¿Conoces a alguien que lo sea? 

 

Con información de Uplift 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: