4 puntos clave para la comunicación no violenta

Magaly Olivera / 2017-08-30

Cuando nos dirigimos a personas a quienes les guardamos rencor o cuando hablamos desde nuestra inseguridad, por nombrar un par de ejemplos, podemos comunicarnos de manera violenta.

 

La comunicación violenta dificulta el entendimiento y los resultados positivos y, en cambio, provoca conflictos donde quizá no los había o entorpece el flujo entre una comunidad.

 

Dado que la comunicación violenta es realmente común y a lo largo de nuestra vida en muchas ocasiones sentimos emociones que se relacionan con la comunicación violenta, recomendamos estos puntos clave para la comunicación no violenta del psicólogo estadounidense Marshall Rosenberg. Seguramente podrás aplicarlos en más de una ocasión.

 

1. Observar sin juzgar

Cuando nos dirigimos a una persona desde la crítica, es probable que sólo se quede con la idea del juicio y no reciba nuestro mensaje. Por eso, en la comunicación no violenta se recomienda que aprendamos a observar sin juzgar. Trata de observar a la gente sin hacer críticas, análisis o juicios.

 

2. Identificar y expresar sentimientos

Los sentimientos son múltiples y varían, a veces de formas muy sutiles. Cuando aprendemos a identificar qué emoción sentimos en un determinado momento, podemos expresarnos con mayor claridad.

 

No te pierdas: 5 claves para identificar y aceptar tus emociones

 

3. Sentimientos que son necesidades  

Cuando nos sentimos de cierta manera, existe un contexto específico detrás. Así, debemos ser empáticos tanto con nuestros propios sentimientos como con los de los demás. ¿Por qué me siento de esta manera? O hacia el otro, ¿qué quiere demostrar al comunicarse de esta forma? Recordemos que no estamos educados para expresarnos con claridad, así que vale la pena considerar qué emociones se encuentran detrás de las expresiones que vemos.

 

Sigue con este tema en: 3 formas en que tus emociones señalan tus necesidades

 

4. Expresar las necesidades

Cuando los puntos anteriores se encuentran claros, debemos aprender a expresar nuestras necesidades. Para ello, se recomienda utilizar un lenguaje positivo, evitar las ambigüedades y falacias, proponer acciones concretas para solucionar las carencias y ser lo más claros que podamos.

 

Los puntos clave para la comunicación no violenta planteados por Marshall Rosenberg pueden llevarse a la práctica en cualquier momento de nuestra vida. Intenta aplicarlos en tus conversaciones y tus relaciones personales, para que poco a poco se conviertan en un mecanismo natural de comunicación.

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: