4 pasos para recuperar la paz interior después del sismo

Harmonía / 2017-09-20

Muchos nos sentimos atraídos por la espiritualidad porque buscamos en ella alivio de nuestros miedos, preocupaciones y las pequeñas y grandes tragedias de la cotidianidad. Todos necesitamos una pausa, un refugio, un momento de silencio y está bien porque esa es la mejor forma de aterrizar espiritualmente cuando las cosas no van bien. En lugar de evadirnos, lo más es importante es darnos esa pausa, ese momento de silencio, ese largo y profundo aliento que se vuelve nuestro refugio. El sismo acontecido en la Ciudad de México el 19 de septiembre sacudió literalmente la ciudad, pero también cimbró a muchos de sus habitantes emocionalmente. La ansiedad, el miedo y la incertidumbre han hecho presencia, lo cual es lógico. Pero la toma de buenas decisiones y acciones requiere que recuperemos la calma. Estos son algunos tips que  te ayudarán a recuperar tu paz y tu perspectiva:

 

1. Haz una pausa

Una vez que sales del shock puede ser que te invada la ansiedad, las ganas de hacer algo, lo que sea con respecto al sismo. Pero antes de hacer cualquier cosa o de dirigirte a algún lugar para ayudar a otros, tómate un minuto. Detente. Nota tus pensamientos. No hagas nada. Sólo nótalos. Déjate estar.

 

2. Respira

Respira profundamente en cuatro tiempos y exhala también en cuatro tiempos. Hazlo una y otra vez poniendo especial atención en las sensaciones de tu cuerpo físico. Detecta aquellas partes rígidas, contracturadas o dolorosas e imagina que llevas el aliento de tu respiración a esas partes. Luego nota tus emociones. No elabores sobre ellas, no las rechaces, no te juzques. Sólo déjate sentir, déjate estar en el aquí y el ahora, simplemente observando.

 

Te puede interesar: Tips para controlar la ansiedad

 

3. Haz una lista de gratitud

Si después de respirar y hacer una pausa por unos minutos sientes aún un poco de zozobra, haz una lista de gratitud. Puedes escribirla, puede ser mental, puedes compartirla con un ser querido. Por un momento deja a un lado todo lo que está mal, todo lo que te preocupa, asusta y tensa. Déjate sentir gratitud por todo lo que sí tienes. Porque estás aquí, por la gente que te ama, la salud que aún tienes, la posibilidad de seguir con la vida.

 

4. Regresa al aquí y al ahora

Cada vez que te empieces a sentir ansioso o con miedo, repite los pasos anteriores, pero sobre todo, mantente en el momento presente. Recuerda que todos esos pensamientos catastróficos que te angustian sólo están en tu cabeza. Son cosas que no han pasado, que quizá no sucedan. Ahora estás aquí.

 

Con información de Mindfulness, Bliss, and Beyond: A Meditator's Handbook

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué emociones experimentaste después del sismo? ¿Cómo te sientes ahora?