3 pasos para aprender a expresar tus emociones

Harmonía / 2016-08-12

Mucha gente cree que mostrarnos impasibles ante cualquier situación y no permitir que nada nos afecte es signo de fortaleza interior. Nada más alejado de la realidad. La fortaleza interior, también llamada inteligencia emocional, implica desarrollar la habilidad de comprender y expresar nuestras emociones de forma asertiva, es decir, aprender a manejarlas, no a ocultarlas de los demás ni de nosotros mismos. 

 

Si quieres aprender a manejar y expresar tus emociones, estos son los tres primeros pasos:

 

1. No des por hecho que sólo porque sientes o piensas algo ese "algo" es verdad

Reconoce tus emociones y acéptalas como se presenten pero no intentes imponerlas a los otros ni consideres que sólo porque te sientes bien o mal al respecto de algo así debe ser o los demás deberían sentir exactamente lo mismo. El primer paso para aprender a expresar nuestras emociones es entender que son sólo nuestras y los demás pueden intentar comprenderlas pero no necesariamente compartirlas.

 

2. Admite cuando algo te duele o te molesta

No intentes ocultar tu tristeza o tu enojo. Fingir que todo está bien y no reaccionar ante situaciones que te lastiman puede ocasionarte un malestar aún mayor. Nunca digas cosas como "no tengo nada" cuando es obvio que algo te molesta pues sólo lograrás sentirte más frustrado y frustrar a la gente a tu alrededor. Tampoco intentes ocultar tu tristeza, tienes derecho a estar triste y a decirlo. Muchas veces el sólo ponerlo en palabras o compartirlo con alguien hará que te sientas mucho mejor.

 

3. No confundas tener un mal día con tener una mala vida

Este es el punto más importante. Evita dramatizar sobre circunstancias que sabes que son pasajeras, estar atravezando por un mal momento no significa que toda tu vida esté mal también. Permítete tener malos días e incluso malas temporadas sin por ello predisponerte a que así será siempre. Aprender a expresar y manejar tus emociones también implica aprender a dimensionarlas en una perspectiva justa. Todos los grandes problemas que tienes ahora se irán viendo cada vez más pequeños e insignificantes conforme pase el tiempo.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: