3 claves para tomar decisiones saludables

Harmonía / 2017-04-17

A veces parecería que lo más fácil de hacer es quejarse sobre el estado actual de las cosas. Es decir, sentirnos disconformes con nuestros círculos sociales, con nuestro desempeño laboral, y un largo etcétera. Sin embargo, debemos reconocer que lo que somos en el presente suele ser consecuencia de las decisiones que hemos tomado.

 

Esta toma de conciencia no se trata de un castigo ni de una forma de reprimir la manera en que hemos actuado en diversos momentos de nuestra vida. Al contrario, saber que cada decisión que tomamos ayuda a definir el rumbo del futuro puede ser un alivio, pues nos recuerda que tenemos el poder de cambiar las cosas que no nos gustan, simplemente tomando las decisiones correctas para aliviar los malestares.

 

Entendemos que tomar decisiones no siempre es sencillo. Al momento surgen muchas dudas e inseguridades, pero con algunas claves para tomar decisiones saludables, esta actividad tan cotidiana y tan importante puede adquirir otro rumbo.

 

1. Decide desde un estado de paz

Asegúrate de que al momento de tomar la decisión te sientas en un estado de paz, es decir, que no estés enojado, triste o alterado. Así sabrás que cuando la emoción pase (porque pasará) no estarás decepcionado por tu decisión.

 

2. Decide para acercarte a tu bienestar

Cada vez que estés indeciso sobre alguna decisión que debas tomar, considera si las opciones te acercan o te alejan de tu propósito. Por ejemplo, si lo que quieres es estudiar un posgrado decide revisar tu titulación, aplicar a distintas instituciones, etc., y evita decidir postergar tu meta o pasar tiempo haciendo actividades que te alejen de la misma. En este texto profundizamos sobre el tema: La pregunta más sencilla que debes hacerte para aprender a tomar decisiones.

 

3. Decide con seguridad

Una vez que tomes una decisión, respétala. Si pasas los siguientes 20 minutos o 4 días pensando en que quizá no fue la mejor idea, te cansarás y probablemente agotarás otras opciones para actuar como te gustaría hacerlo. Lo ideal es que si tomas una decisión tomando en cuenta los dos puntos anteriores, ésta será la correcta para ti en ese momento de tu vida. Déjalo pasar y sigue adelante.

 

Las decisiones pueden variar de acuerdo con cómo nos sentimos en cada momento. No siempre actuamos de la misma manera y no siempre reaccionamos con las mismas acciones. Sé compasivo contigo mismo, escucha tus necesidades y atiéndelas tomando las mejores decisiones.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué conflictos enfrentas al momento de tomar decisiones?

Te podría interesar

Te podría interesar