18 cosas que le pasan a tu cerebro cuando no duermes bien

Harmonía / 2016-09-28

Dormir bien es fundamental para conservar nuestra salud o para recuperarla, de hecho es tan importante como comer bien o hacer ejercicio.  Todos estamos familiarizados con el mal humor y la falta de concentración y energía que nos acompañan cuando no dormimos bien, sin embargo los efectos negativos de no dormir bien de manera crónica son mucho más graves.  Esto es cada vez más común en los habitantes de las ciudades ya que constantemente estamos expuestos a luces artificiales que afectan nuestros ciclos tanto de sueño como vigilia. Otros factores que dañan nuestra calidad de sueño son el estrés y la falta de exposición a la luz solar. 

 

Lo que es un hecho es que la falta de sueño afecta dramáticamente nuestra actividad cerebral ya que  dormir es esencial para aprender conductas que nos permiten adaptarnos a nuestro ambiente. Además afectar el ciclo circadiano natural de nuestro cuerpo está relacionado con la reducción de nuestra capacidad de aprender y realizar tareas simples así como  el desempeño de nuestra memoria. De tal manera que deberías pensarlo dos veces antes de pasar la noche en vela, si esto aún no te convence, estos son otros efectos de la falta de sueño en tu cerebro: 

 

1. Aumento de riesgo de accidentes automovilísticos

 

2. Mayor posibilidad de sufrir un accidente laboral. 

 

3. Menor capacidad para realizar tareas simples. 

 

4. Menor habilidad para el aprendizaje y la memorización. 

 

5. Menor productividad en el trabajo. 

 

6. Bajos niveles de creatividad en todas nuestras actividades. 

 

7. Menor rendimiento atlético.

 

8. Mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, cáncer, presión sanguínea elevada, osteoporosis y enfermedades cardiovasculares. 

 

9. Mayor riesgo de sufrir depresión. 

 

10. Mayor riesgo de desarrollar demencia y Alzheimer. 

 

11. Un decremento en el desempeño del sistema inmune. 

 

12. Tiempos más lentos de reacción. 

 

13. Menor capacidad para regular nuestras emociones. 

 

14. Menor capacidad para percibir las emociones de otros y empatizar con ellos. 

 

15. Un pobre desempeño escolar. 

 

16. Mayor susceptibilidad a presentar úlceras estomacales. 

 

17. Envejecimiento prematuro, pues la falta de sueño interfiere con la producción de hormonas relacionadas con el crecimiento. 

 

18. Agudización de los síntomas de enfermedades como esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, Alzheimer y cáncer. 

 

 Una vida en equilibrio implica cuidar de diversos aspectos, de tal manera que no sólo se trata de lo que comemos y cuánto ejercicio hacemos, también necesitamos tiempos para descansar y relajarnos. ¿Cuándo fue la última vez que tuviste una buena noche de sueño?

 

Con información de Mercola

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar