10 maneras de sanar tu cuerpo, mente y espíritu

Harmonía / 2017-01-20

Muchos de los alimentos que consumimos actualmente contienen toxinas que contaminan el cuerpo y por ende la mente. El tracto digestivo, el hígado y los riñones son los órganos que más se ven afectados. De hecho, la función del hígado y los riñones es desintoxicar el cuerpo y, debido al ritmo actual de la vida, terminan trabajando horas extras. Como resultado de ello padecemos dolor de cabeza, dolor muscular, dolor articular, palidez del rostro o cambio en su coloración natural, mal olor corporal y sensación de pesadez, entre otros efectos. Mentalmente podemos sentirnos confundidos, sin inspiración, estresados, nerviosos y tensos. Todo esto se traduce en una pobre calidad de vida en la que los días se sobreviven en lugar de ser experimentados con plenitud. Por esta razón, presentamos una selección de 10 formas por medio de las cuales puedes mejorar tu salud física y mental. 


1. Salvar la vida de animales

Todas las vidas están interconectadas y somos un ecosistema integral a pesar de que aparentemente estamos separados. Al convivir con animales puedes añadir años a tu vida y ayudarlos puede llevarte a desarrollar la parte más positiva y generosa de ti mismo. Nuestra salud integral no sólo abarca nuestro cuerpo y procesos fisiológicos; también tiene que ver con nuestra mente, cómo nos sentimos con nosotros mismos y cómo nos relacionamos con el mundo que nos rodea. 

 

2. Pranayama
Este es el nombre que lleva una técnica milenaria de control y regulación de la respiración que puede balancear tanto tus órganos vitales como tu cuerpo sutil, de tal manera experimentes mayor vitalidad incrementando tus posibilidades de prevenir enfermedades. La respiración tiene una relación directa con el estado de la mente: por ejemplo, una respiración agitada refleja una mente agitada. Por eso este entrenamiento es muy importante; después de todo, no hay vida sin aliento. 

 

3. Voluntad y motivación
Para sanarte física y mentalmente debes tener la suficiente voluntad y motivación para lograrlo. Esto a veces puede ser muy difícil cuando estás solo y sumamente enfermo o lesionado. En este tipo de circunstancias el dolor y otras molestias físicas, así como la forma en la que afectan tu vida limitando tus movimientos y acciones, y también su efecto en tus emociones, pueden llegar a ser algo agobiante. Todos queremos ser fuertes y mostrarnos así al mundo, por lo cual tendemos a ocultar nuestra vulnerabilidad, como si fuera algo malo. Pero si no te sientes bien lo mejor es que te apoyes en quien más ames y te ame, amigos, familia, pareja. A ellos les dará gusto poder hacer algo para ayudarte. 

 

4. Meditación
Hay muchos tipos de meditación, incluyendo mindfulness, zazen, trascendental, de amor incondicional, con mantras, etc. Si tanta variedad te intimida, no te preocupes, puedes revisar lo que hemos escrito para guiarte. Pero ¿por qué meditar? De acuerdo con Abraham Maslow:

La habilidad de estar en el momento presente es un elemento predominante del bienestar mental. 

 

5. La homeopatía
Es un método de medicina alternativa creado por Samuel Hahnemann en 1796 y que puede resultar bastante efectiva. Existen al menos dos excipientes populares que todos conocemos: a) las gotas de agua y b) las pastillas de glucosa. Ambos medios contienen las vibraciones de determinadas sustancias que auxilian al cuerpo con el objetivo de restaurar la salud. 

 

6. Terapia de orina
Aunque no lo creas, hay ciertos sistemas que recomiendan beber una pequeña porción de la propia orina para aliviar el desequilibrio físico y colaborar con la salud. De hecho, esto lleva el nombre de "orinoterapia" y echar un vistazo a sus preceptos te dará otra visión de la vida porque, para empezar, significa que aquello que consideras un desecho sucio no es tan ínfimo como crees (en realidad, la orina tiene cualidades antibacterianas).

 

7. Alimentos saludables
Procura consumir alimentos orgánicos, frescos, cultivados localmente y libres de pesticidas, porque son la base para obtener un organismo sano. Después de todo, lo que comemos se convierte en lo que somos, así que lo que pones en tu plato está relacionado íntimamente con el estado de tu salud. Consume granos enteros, semillas y yoghurt con probióticos, que te ayudarán a equilibrar tu cuerpo y por lo tanto tus emociones.


 
8. Mantras
Los mantra, son frases, palabras o sonidos diseñados “para proteger la mente”. Son un símbolo sonoro de una cualidad o concepto como el amor incondicional y la compasión, pero también pueden ser usados con efectividad por quienes enfrentan problemas de concentración y ansiedad.

 

9. Yoga
Esta práctica milenaria no se limita a la concreción de asanas o posturas. También implica el desarrollo de la conciencia del momento presente, la atención plena y la unión entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Si no sabes por donde comenzar, puedes leer lo que escribimos sobre algunos tipos de yoga populares y cómo se practican.

 

10. Masajes

El tacto de una mano hábil puede liberar la tensión acumulada por tu ritmo de vida. Además todos necesitamos del contacto, pues este reconforta y alivia, ya que nos recuerda que no estamos solos. Hay muchas ténicas diferentes de masaje, algunas son relajantes y terapeúticas, otras son más vigorsas y profundas; busca la opción más apropiada a tus necesidades. 

 

Para nosotros tu opinión es muy importante: ¿Qué otras sugerencias tienes para mejorar la vida? ¿Podrías implementar en tu rutina algunas de nuestras sugerencias?

 

Con información de Levekunst Art of Life

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar

mente/comida_y_ansiedad_una_combinacion_que_puede_ser_fatal_para_la_salud