Sencillos tips para disminuir el consumo de energía eléctrica dentro del hogar

Harmonía / 2016-10-10

El consumo excesivo de energía eléctrica que caracteriza a las grandes ciudades tiene un efecto importante en el calentamiento global. Además, impacta la economía de los hogares y arriesga a quienes viven ahí. Por costumbre, solemos ir por la casa prendiendo luces y utilizando electrodomésticos que representan un consumo fuerte de energía eléctrica sin cuidar demasiado esta cuestión. Este consumo debe reducirse pues daña al bienestar del planeta tierra y de las personas. Aquí te contamos cómo puedes reducir tu huella ecológica mediante un menor consumo de energía eléctrica.

 

  • Desconecta los electrodomésticos cuando no se utilizan

Cuando un electrodoméstico está apagado, pero sigue conectado, gasta energía. Es de vital importancia desconectar computadoras, televisores, cafeteras, teléfonos, microondas, cargadores de celular y demás aparatos cuando no se usen.

 

  • Utiliza multicontactos

Como sabemos que desconectar cada uno de los aparatos que utilizamos en el hogar puede ser tedioso y tardado, recomendamos utilizar multicontactos para que sólo tengas que desconectar un cable y puedas reducir el consumo de energía eléctrica de forma eficaz.

 

  • Aprovecha la luz natural

En interiores, aprovecha la luz natural al máximo. No prendas las luces hasta que sea realmente necesario y asegúrate de mantener las cortinas abiertas durante el día, así como de aprovechar los colores claros en las paredes para potenciar la iluminación del espacio sin consumir energía eléctrica.

 

  • Cambia por focos ahorradores

A diferencia de los focos tradicionales, los ahorradores reducen el consumo de energía entre un 50% y 75%. La aportación al planeta tierra es muchísima cuando prefieres focos ahorradores, CFLs o LEDs. Además, la diferencia de iluminación en tu hogar será mínima.

 

  • Consume por zonas

Si utilizas calefacción, aire acondicionado o ventilación, procura que su consumo sea exclusivo de una zona. Cuando los aparatos están conectados a todas las zonas gastan demasiada energía para el mínimo uso que reciben.

 

  • Ahorra al lavar ropa

No utilices la lavadora hasta que tenga una carga grande de ropa, evita utilizar temperatura alta en ropa que no esté muy sucia pues utiliza más energía y, si puedes, sécala al aire libre y no con secadora.

 

  • Que el microondas sea la última opción

Si puedes calentar en estufa gastarás menos energía eléctrica.

 

  • Selecciona el mejor lugar para el refrigerador

El refrigerador es un electrodoméstico que consume mucha energía. Lo ideal es colocarlo lejos de la estufa y del alcance de los rayos del sol. Además, es importante verificar que la puerta cierre perfectamente, que no pase demasiado tiempo abierto (todo el tiempo que el refrigerador está abierto, emite sustancias tóxicas para las personas) y que los alimentos se enfríen correctamente antes de meterlos al refrigerador.

 

  • Elige los mejores productos

Cuando vayas a comprar un electrodoméstico, observa en la etiqueta que sea ahorrador. Así todo tu hogar puede diseñarse en beneficio del planeta tierra.

 

Aplicar estas sencillas modificaciones a tu rutina diaria beneficia tu vida en múltiples sentidos. Empezando por la economía, pues reducir el consumo de energía eléctrica se verá inmediatamente reflejado en ahorro, y continuando con una mayor seguridad de la familia en el hogar al reducir el contacto con la electricidad y terminando con una aportación positiva en la ecología. Si todos cooperamos, podremos vivir la época del cambio, ¡vale la pena el esfuerzo!  

 

Fuentes

VeoVerde

Internachi

Rainy Day Path

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar