¿Sabes cómo preparar tu propio huerto urbano? ¡Es muy fácil!

Harmonía / 2016-09-23

La historia de los huertos data desde hace muchos, muchos años. Se cree que los huertos urbanos surgieron durante el neolítico, cuando las mujeres sembraban semillas alrededor de las cuevas donde vivían para desarrollar un modo de economía seguro y productivo. Hoy en día los huertos han adquirido popularidad y cada vez son más las personas interesadas en este tema. Incluso, varias escuelas incluyen la enseñanza de esta materia como parte de sus programas de educación.

 

Las ventajas de tener tu propio huerto son varias. Una de ellas es que puedes producir tus propios alimentos y hierbas, cuidando los procesos mediante los cuales son cosechados. Otro buen motivo para hacerlo es que puedes ahorrar en el gasto de los alimentos que consumes, además de contribuir a la ecología y hacer más bello tu jardín. Si esta idea te emociona, no te pierdas estos tips para crear tu propio huerto en casa.

 

¿Qué necesitas?

 

Para tener tu propio huerto en la ciudad, lo primero que necesitas es espacio. Puede ser una azotea, un jardín, un balcón o cualquier lugar que consideres apropiado. Lo que sí es requisito es que sea un espacio que pueda recibir luz y agua. Luego necesitarás macetas, sustrato y las semillas. Recuerda que puedes reciclar todo lo que utilices en tu huerto, por ejemplo, haz macetas con botellas de plástico o cajones de madera.

 

¿Cómo prepararlo?

 

  • Define el espacio que ocupará el huerto. Recuerda dejar el camino libre para caminar entre las macetas y cercarlo si tienes animales de compañía o si corre riesgo de ser maltratado.  

  • Prepara las macetas con el sustrato (o si vas a sembrar directamente sobre la tierra, muévela antes con una pala para oxigenarla). Es importante que limpies la tierra de piedras, maleza y pasto.

  • Agrega composta a la tierra. Puedes crear una capa que mida entre 2 a 10 cm sobre el sustrato. Si quieres preparar tu propia composta casera con restos de comida, visita aquí.

  • Luego debes sembrar las semillas o colocar los esquejes de las plantas que quieras cosechar.

 

Otras consideraciones

 

Cada producto requiere que lo riegues en diferentes momentos. Investiga sobre las necesidades de lo que quieras cosechar. Recuerda que es mejor regar las plantas durante las tardes o noches para darles tiempo de absorber el agua sin que reciban directamente la luz del sol.

 

Además, existen épocas del año que son mejores para sembrar, trasplantar, plantar, cortar, reproducir y hasta consumir algunos productos posibles de tu huerto. Aquí puedes ver un calendario al respecto.

 

Algunos de los productos más fáciles de sembrar son jitomates, perejil, espinaca y berenjena, pero puedes sembrar lo que tú prefieras. Suena divertido, ¿no lo crees? Anímate a crear tu propio huerto en casa y cuéntanos tu experiencia.

 

Sigue con 6 beneficios de los huertos comunitarios para quienes los cultivan

 

Fuentes:

Agrohuerto

Veoverde

Uncomo

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar