¿Las plantas escuchan cuando les hablas?

Harmonía / 2017-03-01

Seguro recuerdas que en más de una ocasión descubriste a tu abuela regando el jardín y charlando con sus plantas. La viste mimarlas y regañarlas, preguntarles sobre el día y la salud, incluso les cantaba alguna canción y decía que era para que crecieran más fuertes y sanas. Probablemente a ti todo eso se te hizo de lo más normal hasta que creciste y empezaste a cuestionarlo, porque una parte de crecer implica ser capaz de ejercer un análisis crítico de las circunstancias en busca de entendimiento. Interesantemente, la observación cuidadosa de las plantas apunta a la confirmación de la flora como hermosos seres vivos capaces de sentir y reaccionar a todo tipo de estímulos, de tal forma que las preguntas sobre la experiencia sensorial de las plantas persisten: ¿será que las plantas escuchan?

 

La tesis de que las plantas pueden escuchar o reaccionar a estímulos sonoros de manera significativa vale la pena considerarse. De acuerdo con un estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Misuri, se ha demostrado que las plantas pueden escuchar a sus depredadores y activar mecanismos de defensa contra ellos. Al menos es lo que parece ocurrir con la Arabidopsis thaliana, una planta productora de aceite de mostaza que emplea esta sustancia como un eficaz repelente de insectos. Una de las principales plagas que atacan a esta planta es la oruga de la mariposa de la col, la cual mastica implacablemente sus hojas para alimentarse. Al hacerlo, esta oruga produce unas vibraciones muy leves, pero de una alta especificidad que las plantas han “aprendido” a reconocer y a responder para protegerse.

 

Te puede interesar: Hongos, el internet de las plantas

 

Para comprobar si las plantas eran capaces de escuchar, los expertos midieron estas vibraciones con equipos muy sofisticados, luego las reprodujeron durante un par de horas ante un grupo de plantas y dejaron otras en absoluto silencio. Así, pudieron comprobar que en la muestra en la que se reproducía el sonido las plantas de alguna manera lo captaban y segregaban una cantidad bastante mayor de aceite de mostaza que aquellas que estaban en silencio. Además, recientemente ha surgido evidencia de que algunos sonidos pueden causar cambios sutiles en algunas plantas en ciertas etapas de su ciclo de vida. El ultrasonido, con frecuencias superiores a las del espectro audible, puede aumentar la germinación de las semillas. Los experimentos sobre crisantemos sugieren que el sonido audible puede alterar los niveles de hormonas de crecimiento en las células. Es más, las raíces de las semillas de maíz parecen girar hacia los sonidos a una cierta frecuencia. Una investigación de científicos coreanos encontró que algunas frecuencias aumentan la expresión de algunos genes. Experimentos inteligentes con plantas de chile jóvenes muestran que pueden detectar la presencia e identidad de otras plantas vecinas, a través de algún mecanismo no convencional y aún no identificado; este mecanismo puede consistir en vibraciones, aunque no se ha comprobado. Así que cantarles a las plantas para que crezcan, charlar con ellas, mimarlas y darles los buenos días tal vez no sea una locura.

 

Con información de BBC

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Hablas con las plantas?