Esta empresa mexicana transforma la basura en muebles, artículos de oficina y de construcción

Harmonía / 2016-08-03

Diariamente en la Ciudad de México se generan más de 12 mil toneladas de basura. Después de recolectados, tan sólo una pequeña porción de los desechos de una de las ciudades más pobladas del mundo son reciclados. La mayoría de estos residuos son confinados, enterrados o quemados y todos estos procesos crean aún más contaminación.  Quemar los desechos, por ejemplo, genera sustancias altamente tóxicas y bioacumulables que están relacionadas con daños a la salud como alteraciones hormonales, diferentes tipos de cáncer y diferentes problemas inmunológicos. 

 

"Basura cero " es una empresa mexicana que busca dar una solución creativa al problema de la basura a través d una “estrategia regenerativa de 360 grados” que empieza por la captación de residuos industriales y tiraderos de basura. Luego sigue la etapa de reciclaje durante la cual estos materiales son limpiados y triturados. A continuación entrarán en la fase de transformación, durante la cual los desechos se convertirán en productos que satisfagan la necesidad de algún cliente en el mercado. A continuación estos productos serán diseñados y fabricados, para luego ser reinsertados en la cadena de consumo. 

 

Así es como “Basura cero” ha logrado crear bancas, cuadernos, inmobiliario, ganchos, tapetes, acabados arquitectónicos y productos industriales   La filosofía de esta empresa incluye una visión particular del problema de la basura, pues a través de su sitio en internet afirman comprender “el problema de la basura como un ciclo de vida roto”.  De acuerdo con su fundador, Bernardo Greenham:

 

Pensamos que para solucionar el problema de la basura se requiere de un cambio en nuestros hábitos y patrones de consumo. No se resuelve con tecnología o legislaciones sino con la relación y pertenencia al medio ambiente. Cuando las personas adquieren un mayor nivel de consciencia al comprar, eligen productos locales que no requieren de tantos empaques”.

 

Actualmente dicha empresa tiene la capacidad de procesar 500 toneladas de basura al mes y  cuentan con algunos centros de acopio para los desechos. De acuerdo a Greenhan, las grandes industrias paulatinamente están llegando a comprender que deben cambiar en aras de la protección al ambiente. Pues al final los costos sociales y ambientales del problema de la basura hacen que resulte más conveniente reciclar que crear objetos nuevos.  Quizá en los próximos años podamos ver una transformación en la forma que abordamos los desechos y empecemos a pensar en ellos como materia prima potencial para otros objetos. Aunque como siempre, los consumidores tendrán mucho que ver en qué tan rápidamente se adopen estas medidas, tú qué piensas ¿te gustaría tener algunos muebles que alguna vez fueron botellas de PET o alguna otra cosa?

 

Con información de Basura Cero 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar