¿Cómo saber si mis hijos han cultivado resiliencia?

Harmonía / 2017-10-05

Todos los seres humanos tenemos el don de la resiliencia, es decir, la capacidad para adaptarnos a situaciones adversas y sobrevivir todo tipo de circunstancias, por complicadas que puedan ser.

 

Aunque con el tiempo los adultos aprendemos a distinguir con mayor claridad nuestras emociones, en el caso de los niños muchas veces se requiere del apoyo de un adulto –como los padres o profesores– para distinguir el tipo de emoción que sienten los menores, así como su nivel de resiliencia luego de una situación adversa.

 

Con el fin de ayudarte a identificar si un niño está siendo resiliente, te compartimos estas características de un niño que se ha adaptado a las situaciones complejas:

  • Deseos de vivir su cotidianidad

  • Adquisición de aprendizajes y nuevos sentidos de la vida después del suceso doloroso

  • Control del miedo

  • Estado de alerta

  • Orden en los pensamientos y las ideas, no confusión

  • Buen manejo del estado de ánimo

  • Vínculo saludable con los seres queridos, amigos o mascotas

  • Aprendizaje sin culpa luego de la experiencia

  • Percibir equilibrio entre su vida personal, la familiar, el entorno y la naturaleza

  • Actitud positiva hacia el futuro

 

Es importante que cuando ocurre un hecho complicado en la vida de un niño, los adultos no traten de evitarlo o aislarlo, sino de dimensionarlo y ayudarles a comprenderlo. Justo como sucede con un adulto, lo importante para superar con asertividad un acontecimiento complejo es reconociendo las emociones que produce, y trabajando en sanar con compasión y paciencia.

 

Con información de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: