Tú cuerpo es un mapa de tu historia

/ 2016-02-09

Al observar cada parte de nuestro cuerpo podemos conocer su historia, es como ver la fotografía del universo y luego de un átomo: se asemejan, cuentan una misma historia porque al final todo está ligado. En la palma de la mano, en los ojos, oídos, pies... si observamos bien, cualquier parte es un resumen de uno y de todo.


El cuerpo es un mapa, no sólo de lo que debemos trabajar en esta vida, sino del trabajo de otras vidas.  En el cuerpo podemos ver cuál es el aprendizaje que necesitamos integrar y cómo hacerlo.  También podemos entender cuál fue nuestra herida más fuerte en la infancia, cómo nos afecta y qué podemos hacer al respecto.


Cada cuerpo tiene su propia historia.  Y existen bloqueos en el cuerpo, físicos, emocionales y energéticos y, si la historia cambia, el cuerpo también lo hace.  Es decir, el cuerpo se amolda para contener ciertas heridas pero, así como hay que agradecerle, hay que ayudarlo a desbloquear y a hacer conscientes sus historias.  Es importante desbloquear físicamente la energía contenida por emociones reprimidas, situaciones que en muchos momentos no comprendimos o no pudimos manejar y otras emociones fuertes que se quedaron bloqueados en ciertos lugares de nuestro cuerpo.  Para ello es importante saber dónde está el bloqueo, entender la historia de ese bloqueo, revivir la emoción, liberarla y, por ende, hacer que la energía estancada se mueva.


Existe la teoría de que si se cambia profundamente la caracteriología del cuerpo, éste puede ser inclusive una herramienta de iluminación, de una mayor claridad de conciencia que nos ayude a despertar a entendimientos mayores de nosotros y de la creación.


 

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: