Por primera vez en 10 años tendremos 5 planetas en movimiento retrógrado al mismo tiempo

Harmonía / 2016-04-27

Con el ingreso de Mercurio a un movimiento retrógrado el 28 de abril, tendremos por primera vez cinco planetas moviéndose en el sentido contrario del zodiaco desde nuestra perspectiva. Hay que aclarar que obviamente no es que los planetas cambien de parecer y empiece a girar hacia el otro lado, sino que el movimiento retrógrado es algo que ocurre sólo desde la perspectiva de nuestro planeta, una espcie de tromp-l'oeil celestial.

 

Mercurio, el planeta de la comunicación y la articulación, se une a Júpiter, el planeta de la expansión y magnificación; Plutón, planeta ligado por la astrología moderna al ocultismo y la sexualidad; Marte, planeta de la acción, pasión y agresión y Saturno, el planeta del karma, de la paciencia, del orden. Esto no pasaba hace más de 10 años y tiene algunas personas en un estado de reserva y nerviosismo, ya que tradicionalmente se considera que al entrar en un estado retrógrado el planeta pierde fuerza o se vuelve hacia adentro, estando bajo la sombra. Esto puede sugerir que las cosas se vuelven más lentas y que pueden haber más contratiempos. Otros, sin embargo, recalcan que estos pueden ser tiempos especialmente propicios para reflexionar y mirar internamente nuestros problemas, deseos, sueños. El movimiento retrógrado, arquetípicamente significa el viaje del héroe hacia el inframundo donde debe enfrentarse con su sombra, con los procesos inconscientes que lo afectan, y de aquí emerger victorioso con renovados bríos. Así que, si bien tal vez no todo fluya hacia la acción, de este periodo podremos traer al mundo los "insights" que luego podremos efectuar. 

 

El efecto del retrógrado se acentúa en los planetas interiores, Venus y Mercurio, puesto que entran en conjunción con el Sol en el interior de la órita terrestre y son, por así decirlo, quemados por los rayos del Sol que opaca por momentos su esplendor (salvo en el llamado cazimi, "el corazón del Sol", la conjunción exacta que amplifica los efectos en el caso de Mercurio). Venus y Mercurio con estas conjunciones alteran su aparición en el cielo, pasando de estrellas de la tarde a estrellas de la mañana.  En el caso de los planetas exteriores, el movimiento retrógrado ocurre cuando son aparentemente "rebasados" por la Tierra en su elíptica y durante un periodo de esta fase entran en oposición con el Sol, lo cual es un aspecto generalmente negativo.

 

Júpiter, en Virgo, será el primero en salir de este retrógrado, el 10 de mayo, un buen regalo para las madres, ya que el Padre Jove, es heraldo de felicidad y después de 121 días con sus fuerzas expansivas limitadas, esto puede ser buena noticia. Saturno, en Sagitario, terminará su proceso de 138 días el 1 de agosto y el otro maléfico, Marte, en Sagitario, concluirá sus 72 días retrógrados el 1 de julio. Mercurio, en Tauro, tarda alrededor de 21 días en esta fase.  Y Plutón, en Capricornio, que ya no es un planeta para la astronomía (y tampoco para la astrología tradicional) termina su retrógrado hasta el 26 de septiembre.   

 

Lo que parece induduable de esta configuración es que es buen momento para descender hacia las profundidades del Hades, el reino plutoniano donde se ocultan también las riquezas secretas, las joyas del alma y practicar la paciencia: reconocer la impermanencia. Como los astros en sus movimientos, todo cambia, nada permanece en el mismo lugar y hay que disfrutar también de la oscuridad y el recogimiento.

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: