Namasté: ¿cuál es el significado detrás de esta palabra?

Edmeé García / 2016-03-02

Con frecuencia las clases de yoga o meditación terminan con el maestro uniendo sus manos frente al pecho y haciendo una pequeña inclinación hacia los alumnos al tiempo que dice “namasté”. A lo que los alumnos responden de idéntica manera. Si te has preguntado cuál es el significado detrás de esta palabra he aquí la respuesta. 

 

“Nama” significa inclinarse o reverenciar “as” significa tú. Por lo tanto namasté significar “yo me inclino ante ti” o “yo te hago una reverencia”. Pero más que ser un acto de devoción al otro como un ser de carne y hueso se trata de reverenciar la chispa divina que le anima. La cual se encuentra íntimamente relacionada con el chakra del corazón o anatha chakra que también rige los brazos, las manos y el timo. La compasión, el perdón y la aceptación florecen en este centro energético. 

 

En Nepal, India y algunas regiones del sudeste asiático esta sencilla palabra es usada a modo de saludo y despedida y generalmente va acompañada de un gesto distintivo llamado mudra namaskar. Para hacerlo debes poner tus manos con las palmas unidas a la altura de tu corazón al tiempo que inclinas tu cabeza. Hay veces que también se llegan a colocar las manos frente al tercer ojo mientras se realiza la reverencia, luego se traen las manos al pecho con el propósito de incrementar el flujo del amor divino en el corazón. Esta es una señal de respeto y en el hinduismo es una forma de decir “Me inclino frente a la chispa divina en tu interior” o “El espíritu en mí saluda al espíritu en ti”, ya que como hemos hablado previamente el yoga en esencia es una práctica de unión.

 

Realizar este gesto ayuda a conectar profundamente la energía e intención de  maestros y alumnos, para ayudarles a trascender las barreras del ego y el concepto de tiempo lineal. Sin embargo, como en muchas otras prácticas espirituales la intención es fundamental, esto debe hacerse cultivando amor en el corazón y rindiendo la mente ante él.  Inclinarnos al tiempo que decimos namasté es un símbolo de gratitud que propicia el encuentro espiritual entre las personas.

 

Fuente: Yoga Journal

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar