Meditación para una muerte consciente

Harmonía / 2016-11-01

La vida y la muerte están íntimamente vinculadas. Por eso, pensar en morir es empezar a vivir. Esto aplica desde un sentido muy burdo que son los pendientes reales: testamentos, deudas, pendientes, etc. que vienen a la mente de una persona cuando supone que pronto dejará de existir en este plano de la realidad; hasta aprovechar la muerte como una reflexión sobre la vida que llevamos, ¿he explotado mis oportunidades? ¿Estoy contento con los resultados de mis logros? ¿Aprendí a disfrutar el presente? ¿Fui la persona que quería ser? Todas estas preguntas pueden aparecer si imaginamos que de un segundo a otro dejaremos de estar.

 

Aunque al pensar en la muerte muchos pendientes puedan parecer urgentes, no cabe duda que lo más importante es sentir la tranquilidad y la paz que muchas veces anhelamos durante nuestra vida. Para ello, te compartimos una meditación ideal para antes de morir. Su principal finalidad es prepararte para una muerte consciente.

 

Nota relacionada: 5 libros para trascender el miedo a la muerte y comprender con profundidad la vida

 

Meditación para una muerte consciente

 
  • Como en cualquier meditación, lo primero que necesitas es sentarte cómodamente y estar solo.

  • Recuerda adoptar una postura que te resulte agradable y en la que puedas moverte lo menos posible.

  • Cierra los ojos y empieza a relajar el cuerpo haciéndote consciente del ritmo de tu respiración. No lo modifiques, sólo siéntelo.

  • Ahora, con tus ojos cerrados, imagina que te encuentras dentro de una caja de madera a la cual le han prendido fuego. Y que todos tus amigos y familiares están alrededor.

  • Siente que el fuego quema tu cuerpo. Así durante un momento, para que luego imagines que el fuego ha cesado y que ese espacio donde se encontraba la caja de madera ha quedado completamente vacío.

  • Durante este tiempo, mantén la calma. Observa que tu respiración siga siendo profunda y estable, y que tu cuerpo no se haya tensado.

  • Visualiza en tu mente el espacio en silencio donde se encontraba antes tu cuerpo. Siente la tranquilidad y calma que reinan en ese lugar.

  • Siente cómo tu cuerpo se disolvió con el todo, con el aire, el suelo y la gente que antes estaba a tu alrededor. Disfruta.

  • Continúa respirando profundamente y poco a poco recupera consciencia de tu cuerpo, mueve despacio tus manos y pies y empieza a levantarte de tu meditación.

 

La idea de esta meditación es ayudarte a reconocer y aceptar que algún día abandonarás el mundo, al igual que todos, ayudándote a perder el miedo a la muerte y a que cuando llegue el momento, puedas sentir calma y no angustia, pues ya habrás practicado la despedida con anterioridad. Sobre todo, busca hacer consciencia de que el mundo existe y seguirá existiendo sin la necesidad de nuestra presencia física. Todo lo que ocurre en el mundo ha de seguir sucediendo, más allá de nosotros. Entonces, no podemos hacer nada para calmar ni detener al mundo, y no tenemos la necesidad de hacerlo. Relájate y disfruta, que el paso por la vida es transitorio y fugaz.

 

Sigue con ¿Qué es una experiencia cercana a la muerte y cómo afecta a las personas?

 

Fuente

Oshogulaab

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Crees que puedes prepararte para morir?
¿Qué sentido tiene la muerte frente a la vida?

Te podría interesar

Te podría interesar