Los 3 diferentes tipos de amor. ¿Cuál has experimentado tú?

Enrique Fedez / 2017-03-13

¿Tú qué entiendes por amor? ¿Y en qué se basa eso que sientes? Creo que puede venir desde las experiencias reales que hemos vivido, aquello que hemos aprendido de nuestros seres cercanos o lo que hemos visto en otros, lo que hemos leído o, incluso, imaginado… Como si todo esto pudiera meterse en la licuadora y dar como resultado mi propia interpretación del amor.

 

Incluso la pregunta "¿tú qué entiendes por amor?" es un poco extraña, ¿no? Como si el amor pudiera entenderse. Quizá la pregunta podría ser: ¿cómo experimentas el amor? Como inspiración para abordar esta pregunta, te comparto aquí tres acercamientos al amor.

 

1. El amor individual. Referido así, sugiere un amor que experimentas desde la individualidad, o sea, desde la personalidad, y esto indica que existe un sujeto (tú) y un objeto amado (puede ser una persona). Esta relación entre sujeto y objeto parte de la separación entre ambos y utiliza al amor como un vehículo de unión, de lazo que acerque a ambos de tal manera que puedan apreciarse mejor. Esto se lleva a cabo desde la capacidad que tenga el sujeto de sentir amor y su forma de expresarlo.

 

2. El amor universal. Esto expresa la característica del amor como una energía presente en el universo. Puede estar ahí para todos y ya depende de ti si quieres experimentarlo o no. Tal vez te ha pasado que entras a algún lugar, una casa o un espacio en particular, y sientes una energía amorosa que te envuelve e inmediatamente te hace sentir bien. Al expresar el amor como una energía universal te conviertes en un canal, una vasija o un espacio donde el amor se manifiesta. Y, sobre todo, te brinda la posibilidad de conectarte a esa energía cuando tú quieras, cuando tú lo necesites o siempre que lo desees.

Aquí la relación sujeto–objeto se ve potenciada por la energía del amor, creando así un proceso de tres elementos: el sujeto se conecta al amor y lo expresa ante el objeto amado. Aunque sigue existiendo la separación entre el objeto y el sujeto, ahora están conectados por la energía del amor, misma que no le pertenece a ninguno de ellos pero que los dos experimentan, uno recibiendo y el otro otorgando.

 

3. El amor esencial. Esta forma de sentir el amor es más íntima; el amor se percibe como la naturaleza esencial de todo lo que existe y, por ende, el proceso de amor no es otra cosa más que un reconocimiento de la unidad en amor de todo con todo.

El amor reconociendo al amor en otro, y esta percepción termina con la separación entre sujeto y objeto… El amor ya no es sólo una energía que los conecta sino que es la esencia y unión esencial entre ellos, ayudándolos a darse cuenta de que nunca existió tal separación, que en realidad siempre han sido amor y que son sólo expresiones diferentes de esa naturaleza esencial.

 

Como ves, hay distintas formas de acercarse al amor o de integrarlo en tu vida. Tal vez en algunas situaciones has experimentado alguna de estas tres dimensiones y puedas sentirte relacionado con algo de lo que aquí describo. Lo que es un hecho es que todos y cada uno de nosotros tiene una relación especial con el amor. ¿Cómo es la tuya?

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué opinas de la existencia de estas tres dimensiones del amor?